23.6 C
Buenos Aires
lunes, febrero 26, 2024
COMUNAS

Luis Alberto Spinetta, un artista inmortal oriundo de Villa Urquiza

En conmemoración al padre del rock nacional, cada 23 de enero se celebra el Día Nacional del Músico en Argentina. Luis Alberto Spinetta, el icónico Flaco, dejó una marca imborrable en Villa Urquiza, su amado barrio porteño. Desde su residencia en Miller y Manuela Pedraza hasta su estudio en Iberá al 5.000, el legado del artista persiste en cada rincón de Buenos Aires.

El Flaco, nacido y criado en la Ciudad, se erigió como un orgulloso vecino de Villa Urquiza desde 1989 hasta su fallecimiento en 2012. Su contribución al rock nacional trasciende el tiempo, y a doce años de su partida, su figura sigue viva en las calles porteñas, recordada en la placa cercana al Obelisco, la estatua brillante en Villa Urquiza y el dibujo que adorna el Paso Bajo Nivel de avenida Congreso.

“Un orgulloso vecino de Villa Urquiza”, repetía Spinetta, quien amaba cada rincón de Buenos Aires tanto como la ciudad lo amaba a él y su música atemporal. Cada 23 de enero, el Día Nacional del Músico en Argentina rinde homenaje a este ícono, gracias a la Ley 27.106 promulgada el 26 de enero de 2015.

Considerado el padre del rock nacional, Spinetta no solo dejó un legado en Argentina, sino que su compleja obra fue reconocida internacionalmente. Fundador de grupos como Almendra, Pescado Rabioso, Invisible y otros, sus creaciones como “Muchacha ojos de papel,” “El anillo del Capitán Beto,” y “Canción para los días de la vida” son parte fundamental de la historia musical.

Spinetta, un flaco de Buenos Aires, se integró a la Ciudad, caminando desgarbado por las veredas de Nuñez y Urquiza. Su casa-estudio en Iberá 5009, bautizada como La Diosa Salvaje, fue el epicentro de su creatividad. Hincha ferviente de River, amante de las causas nobles y poeta del rock, Spinetta se destacó como el mejor músico argentino según la revista Rolling Stone.

En 1989, eligió Villa Urquiza como su hogar, primero en Miller y Manuela Pedraza, luego en Iberá al 5.000, donde también estableció su estudio. Además de su contribución musical, el Flaco se involucró en causas sociales, apoyando el instituto de recuperación de enfermos mentales frente a su hogar y respaldando la movida vecinal por la recuperación del Cine Teatro 25 de Mayo.

El Día Nacional del Músico en Argentina es más que una celebración, es un tributo a la inmortalidad artística de Luis Alberto Spinetta, un vecino ilustre de Villa Urquiza. Su legado perdura en cada acorde de sus canciones, en cada rincón de Buenos Aires y en el corazón de quienes encuentran inspiración en su música atemporal.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Patio de juegos para villa devoto

Noticias al Despertar

Se detuvo a un falso médico porque vecinos de la Ciudad lo denunciaron ante la Policía

Noticias al Despertar

Nueva edición de Buenos Aires Market en Saavedra

Noticias al Despertar