13.4 C
Buenos Aires
lunes, mayo 20, 2024
COMUNAS

Los vecinos logran detener la construcción de un edificio en la Plaza Malaver

En respuesta a meses de protestas, numerosos habitantes del barrio porteño de Villa Ortúzar consiguieron evitar la construcción de un edificio de ocho pisos en la reconocida Plaza Malaver.

El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires firmó un convenio con la empresa privada de desarrollo “Ykonos”, que incluye una compensación, mediante el cual el área correspondiente al terreno privado será integrada al espacio verde existente.

Inicialmente, el proyecto inmobiliario tenía previsto llevarse a cabo en uno de los terrenos ubicados en las calles Girardot, Heredia, Montenegro y Estomba. Dos de las cuatro esquinas de la manzana están ocupadas por diversas viviendas residenciales, una de las cuales fue demolida para dar paso a la construcción de un edificio de ocho pisos, un proyecto que ya había comenzado a ser promocionado por el desarrollador.

La persistente actitud de los vecinos del barrio ha hecho posible que 185 metros cuadrados de ese terreno se conviertan en parte de la Plaza Malaver. Este logro será posible una vez que la Legislatura Porteña apruebe la transferencia del terreno.

El valor de la parcela, estimado en alrededor de ochenta y cinco millones de pesos o su equivalente a 837.200 Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), se espera que sea deducido de la compensación en efectivo que la empresa constructora deberá pagar al momento de aprobarse el convenio entre el ejecutivo porteño y la compañía constructora. Este trámite aún está pendiente de ser refrendado por el cuerpo Legislativo de la Ciudad de Buenos Aires.

Es importante destacar que la empresa desarrolladora inmobiliaria había promocionado el proyecto como “Departamentos de 1, 2 y 3 ambientes con vista a la Plaza Malaver”. Las unidades se encontraban en dos esquinas, en diagonal. La construcción iniciada en una de esas esquinas alertó a los vecinos, quienes decidieron formar el colectivo “Somos la Malaver” para expresar su desacuerdo.

Desde los mensajes compartidos en redes sociales, “Somos la Malaver” afirmó: “Devolver la parcela a la Plaza Malaver fue una transacción electoralista. ¿Quién nos devuelve el patrimonio arquitectónico destruido? Esa casa de Heredia y Girardot tendría que haber estado protegida. Nosotros decimos no al nuevo Código Urbanístico, paren de demoler”.

La Plaza Malaver, en sus orígenes, fue un terreno donde coexistían, separados por alambrados, los campos de fútbol de dos clubes rivales de la zona: “La Paternal” y “Gutenberg”. Ambas entidades deportivas se mudaron, y así fue como el lugar se fue transformando en una plaza, que fue inaugurada en julio de 1940.

Cuando los clubes abandonaron el predio, las autoridades de la Ciudad fueron adquiriendo las casas familiares con el objetivo de ampliar el espacio verde, incorporando los campos de fútbol que habían quedado abandonados. Sin embargo, algunos propietarios no estuvieron de acuerdo con vender, lo que resultó en que dos esquinas del terreno aún mantuvieran viviendas particulares.

Este episodio pone de manifiesto que la problemática relacionada con la construcción en altura apenas comienza a emerger en la ciudad. Otras organizaciones no gubernamentales que están tomando medidas al respecto son “Somos Ortúzar” y “Basta de Demoler”.

La Plaza Malaver, con su historia arraigada en el pasado deportivo de la zona, se ha convertido en un espacio de importancia para los vecinos de Villa Ortúzar. La lucha por preservarla como un área verde y evitar la construcción de edificios en su entorno ha sido el resultado de la movilización y el compromiso de la comunidad local.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Rodríguez Larreta inauguró el Museo de la Imaginación y el Juego en Puerto Madero

Noticias al Despertar

¡Todo listo para el encuentro en la Comuna 1! Expo Empleo Barrial

Noticias al Despertar

Patio de juegos para villa devoto

Noticias al Despertar