10.7 C
Buenos Aires
lunes, julio 15, 2024
CULTURA

En su 15° aniversario el Centro Ana Frank renovó sus salas

El museo en el barrio de Coghlan reabre con nuevas salas, recorridos y una resignificación del contenido. “Es una reflexión sobre el devenir de los sobrevivientes y el mundo después de finalizada la Segunda Guerra Mundial”, afirmó el director Héctor Shalom.

En conmemoración de su 15° aniversario, el Centro Ana Frank de Argentina se renovó el miércoles 12 de junio con un acto que actualizó sus contenidos, presentó un mural en honor al 95° natalicio de Ana Frank, incorporó objetos originales y abrió una tienda con libros y recuerdos. La elección de la fecha es significativa, ya que coincide con el nacimiento de Ana Frank hace 95 años y con el Día de los Adolescentes y Jóvenes por la Inclusión Social y la Convivencia contra toda Forma de Violencia y Discriminación.

Héctor Shalom, director del Centro Ana Frank, explicó a Infobae Cultura que ambos eventos están relacionados, ya que la ley que estableció esa fecha (Ley 26809 de 2013) fue promovida por el Centro Ana Frank. “Quisimos que hubiera una fecha conmemorativa relacionada con el legado de Ana Frank y elegimos su natalicio. Luego, se incorporó en el Consejo Federal de Educación para que todas las escuelas del país dediquen ese día a trabajar temas de convivencia e inclusión, vinculados al legado de Ana”.

Shalom destacó que la renovación del museo implicó un rediseño museográfico que no solo fue estético, sino también incluyó la incorporación de objetos importantes y material fílmico, todo con una resignificación de los contenidos acorde al momento histórico actual. “Hay un rediseño de contenidos. Aunque los contenidos son históricos, su resignificación nos obliga a revisarlos. Así, esta renovación del museo refuerza conceptos como la dignidad de las víctimas, actos de resistencia, y una visión crítica de los países democráticos durante la guerra en relación con la protección o no de las víctimas. Reflexionamos sobre el devenir de los sobrevivientes y cómo el mundo ha abierto o cerrado sus puertas después de la guerra. Son conceptos que abordamos con una perspectiva distinta del guion museográfico anterior”.

El evento inició con la interpretación del Himno Nacional Argentino por un grupo de alumnos hipoacúsicos mediante lengua de señas, lo que subrayó el espíritu de inclusión y promoción de la paz que caracteriza al Centro Ana Frank. Héctor Shalom también destacó la labor de los guías adolescentes y jóvenes, quienes imprimen su identidad en el museo y brindan una experiencia significativa al público, predominantemente adolescente, guiado por sus pares.

Por su parte, Mirelle Pondman, de la Anne Frank House Amsterdam, destacó el vínculo familiar entre ambas instituciones y obsequió un ejemplar de los cuentos de ficción que Ana escribió mientras estuvo escondida, ilustrado por 46 artistas de diferentes países. Sabine Gimbrère, directora de la oficina internacional de la intendencia de Amsterdam, fue premiada por su cooperación en la difusión del legado de Ana Frank entre Argentina y Países Bajos, y destacó la emoción por el trabajo de los guías y el espíritu del Centro.

La intervención de Gimbrère fue seguida por un video que destacó el castaño que Ana Frank veía desde su ventana, cuyo retoño hoy se erige en el jardín de la casa en Buenos Aires, simbolizando esperanza y resistencia. Además, algunas ganadoras de los certámenes realizados durante estos quince años, como Mónica Visenti y Martina Rincón, compartieron el poderoso efecto que tuvo y tiene su paso por la institución en sus vidas.

También tomaron la palabra una de las guías actuales, María Luisa Storani, contribuyente a la ley 26809, y el secretario de Educación de la Nación, Carlos Torrendel, lo que evidenció la diversidad que pregona y promueve la institución. Luego, se invitó a la audiencia, mayoritariamente adolescentes y jóvenes, a recorrer los nuevos espacios del museo.

El espacio que recrea el escondite de Ana Frank y su familia se ha enriquecido con un audio que refuerza la experiencia emotiva. Asimismo, las salas de la planta baja fueron renovadas. Meital Herbst, coordinadora de guías del Centro, explicó que el trabajo colectivo, sostenido en gran parte por los jóvenes guías, fue fundamental para esta renovación. Se seleccionaron cuidadosamente las fotos, se destacaron objetos, se eligieron espacios, y se reivindicaron personas a ser recordadas. Se buscó, en préstamo o por donación, objetos de la época como una billetera con billetes traídos desde Ámsterdam o un brazalete nazi, que ahora forman parte del repositorio del museo y son testigos de la historia.

Además, se incorporó material audiovisual compuesto por documentales, clips con entrevistas y otros registros. La librería también luce renovada, con la adición de merchandising, donde se pueden adquirir libros y diarios con traducciones certificadas. La fachada, con su nuevo mural que muestra el emblemático rostro sonriente de Ana Frank, completa la experiencia en este espacio que invita a la reflexión.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Viene llegando “Alta en el Cielo”, el nuevo álbum de Abel Pintos

Noticias al Despertar

Se presenta una obra de Natalia Cacchiarelli y Gilda Picabea en el MACBA

Noticias al Despertar

¡Bienvenida Martha Argerich!

Noticias al Despertar