ESPECTÁCULOS

Nancy Dupláa, bajo la lupa

@VivianaRomano

Nació el 3 de diciembre de 1969, vivió hasta los veinte años en San Martín y luego en el barrio porteño de Villa Urquiza. Fue allí donde inició sus clases de teatro con Claudio Ciafone y luego, con Hugo Midón. Cursó la carrera de Diseño Gráfico en la Universidad de Buenos Aires hasta el segundo año y después comenzó la carrera de Asistente Materno Infantil, pero la actuación fue más fuerte y se convirtió en una de las más queridas y populares actrices argentinas.

De pequeña soñaba con ser actriz y poder participar en alguna gran película que todo el mundo pudiera ver, para saber que ella era la estrella. Durante su adolescencia practicó canto y baile tratando de alcanzar un nivel curricular lo bastante amplio que le permitiera trabajar de lo que quería. Es hincha de Chacarita y una militante activa en política.

Trabajando en “Montaña rusa” conoció a Gastón Pauls con quien tuvo una relación de cuatro años. Años después quedó embarazada y tuvo a su primer hijo en el 2000, Luca, fruto de su relación con Matías Martin de quien se separó el mismo año para comenzar un tórrido romance con Pablo Echarri. Ambos actualmente son padres de Morena y Julián. Es hermana del conductor de radio Quique Dupláa y tía de la actriz María Dupláa.

Nancy Dupláa en sus comienzos.

EN ASCENSO

Su primera oportunidad en la tele fue en “El agujerito sin fin”. Luego fue el turno de “Montaña rusa”, novela que le dio popularidad. Continuó con “El Último verano”, “Poliladron” ,” R.R.D.T.” y “Verdad consecuencia”. En el teatro, estuvo presente en 1997 con “El vestidor”, al lado de Federico Luppi y en cine en películas como: “Comodines”, El desvío”, “Nueces para el amor” y “Apasionados”. Entre 1998 y 1999 fue una de las protagonistas de “Verano del ’98”. Tiempo después, llegaron la novelas policiales: “22, el loco” con Adrián Suar, y con Facundo Arana “099 Central”. En 2016, luego de cuatro años sin pantalla chica, volvió al ruedo con “La Leona” junto a Pablo Echarri. En 2018, brilló con “100 días para enamorarse”, una producción de Sebastián Ortega.

La actuación le permitió convertirse en una artista popular.

RELAX CRITICADO

Cuando Nancy y Echarri se fueron de vacaciones a las paradisíacas Islas Mallorca en familia, y luego las imágenes se difundieran a través de las redes, ella se defendió de las críticas: “Que una familia de origen humilde que se expresa a favor de la clase trabajadora no pueda ir a un lugar maravilloso es un comentario clasista”, cerró.

Echarri y Dupláa son una de las parejas más consolidadas de la farándula argentina.

AMOR CONSOLIDADO

La historia de amor con Echarri comenzó, dijeron en su momento, cuando se mezcló la ficción con la realidad y ambos protagonizaron “Los buscas de siempre”, el programa más visto de Azul Televisión, nombre que tenía en ese entonces El Nueve. El tiempo, finalmente, develaría que esa fantasía tenía mucho de realidad. Las especulaciones sobre cuánto había de ficción y cuánto de realidad en los besos crecían sin parar. Nancy estaba en pareja con Matías Martin. Pablo se separó de Natalia Oreiro. Y tiempo después también Nancy terminó su relación con el conductor. La tormenta mediática pasó, la novela llegó a su fin, pero el amor de ellos siguió, se fortaleció y se consolidó.

LA POLÍTICA

En cuarentena habló de proteger a los actores, hacer valer sus derechos, y se refirió al impacto que tiene manifestar una posición abiertamente: “Tener una convicción política tiene un costo negativo, pero nada es comparable a poder decir algo que me viene de las entrañas. Si yo no pudiera hacerlo no sería feliz y quiero serlo a pesar de los momentos duros”.

Por V.R.

Related posts

Polémica por las pericias psicológicas de Juan Darthés: “Thelma Fardín no busca venganza”

admin

Preocupación por la salud de Soledad Aquino: piden dadores de sangre

admin

Alberto Cormillot se emocionó al hablar de su tercer hijo: “Lloro todo el tiempo”

admin