SALUD

8 estrategias anti-infarto que deberías poner en práctica


  1. Conocer y controlar tu presión arterial

La hipertensión hace que el corazón se esfuerce más para bombear la sangre, lo que provoca que aparezcan las arritmias y, en fases avanzadas de la enfermedad, que el corazón se debilite dando lugar a una insuficiencia cardíaca.

2. Abandonar el cigarrillo

Dejar de fumar es tan importante para la salud cardiovascular como controlar la tensión arterial o el colesterol.

3. Vigilar los niveles de colesterol y triglicéridos

El colesterol alto es uno de los mayores factores de riesgo cardiovascular, ya que provoca depósitos de grasa en el interior de las arterias. Los triglicéridos, por su parte, son otro tipo de grasa que circula por la sangre y también son un factor de riesgo coronario. Para determinar si el nivel de lípidos es elevado, basta con un sencillo análisis de sangre. Este análisis es vital en hombres sanos mayores de 40 años y en mujeres mayores de 50. Pero si hay otros factores de riesgo cardiovascular (diabetes, hipertensión, tabaquismo, obesidad, antecedentes familiares, insuficiencia renal, etc.), los controles deben hacerse de forma rutinaria.

4. Mantener los niveles de glucosa en sangre

Los diabéticos tienen más riesgo de sufrir un infarto agudo de miocardio y, por tanto, deben ser muy estrictos con el control del azúcar y los factores de riesgo cardiovascular.

5. Hacer ejercicio

Lo ideal es realizar un ejercicio de intensidad moderada durante al menos 30 minutos diarios todos los días de la semana. Deben ser dinámicos y aeróbicos, como caminar, correr, nadar o andar en bicicleta.

6. Controlar el estrés

Es otro factor de riesgo que favorece la aparición de enfermedades del corazón.

7. Evitar el exceso de peso

El sobrepeso y la obesidad contribuyen con el aumento de las dislipemias, la hipertensión o la diabetes, que son factores de riesgo cardiovascular.

8. A partir de los 45, ser más cauto

Como la aterosclerosis es una enfermedad degenerativa, la enfermedad coronaria es más frecuente en personas a partir de una cierta edad, siendo la primera causa de muerte en hombres mayores de 45 años y en mujeres mayores de 65 años. La edad es otro factor de riesgo cardiovascular que no es modificable; por este motivo, los varones a partir de los 45 años y las mujeres a partir de los 55 años deben cuidarse más.

Related posts

Cómo calmar las contracturas y el dolor de espalda por el uso excesivo de la tecnología

admin

Barbijo, tapaboca o máscara: ¿cuáles son las diferencias?

admin

Rinitis y congestión nasal se suman a los síntomas sospechosos de COVID-19

admin