WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola como le puedo ayudar
TURISMO

Verónica Fiorito: «Funcionamos como una caja de resonancia para crear conciencia»

Espacios de músicas, poesía, homenajes e infancias, libros y artesanías, artes visuales y performáticas, talleres, podcasts y audiovisuales, serán parte de la propuesta variada de la semana.

Espacios de músicas, poesía, homenajes e infancias, libros y artesanías, artes visuales y performáticas, talleres, podcasts y audiovisuales, serán parte de la propuesta variada de la semana.

Como prolongación del ciclo multidisciplinario que bajo la consigna «Nosotras movemos el mundo» impulsó el año pasado a propósito del 8M, el Centro Cultural Kirchner lanzará a partir de mañana y hasta el próximo domingo actividades artísticas y culturales de acceso libre, que con eje en las mujeres y diversidades apuntarán a «potenciar vínculos y establecer agendas comunes», según anticipa Verónica Fiorito, la directora de espacio.

En esta segunda edición de Nosotras movemos el mundo, en el marco de la semana que conmemora el Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, el CCK será el escenario del evento organizado entre el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad y el Ministerio de Cultura, que propone visibilizar la producción de 150 artistas y pensadoras a través de charlas, conciertos, debates, arte y feria de libros, entre otras actividades que combinarán lo virtual y lo presencial, estas últimas con inscripción previa.

«Las actividades están atravesadas por la visibilización y lucha contra la violencia, los femicidios y travesticidios», explica a Télam la directora del Centro Cultural Kirchner, Verónica Fiorito, quien también destaca tras un año de gestión que la programación intenta «que la federalización crezca fuera de lo virtual, establezca otros escenarios y rompa la centralidad de algunos espacios».

Espacios de músicas, poesía, homenajes e infancias, libros y artesanías, artes visuales y performáticas, talleres, podcasts y audiovisuales, serán parte de la propuesta variada de la semana.

Como ejemplo, en la muestra «Cuando cambia el mundo: Cinco preguntas sobre arte y feminismos», con obras de Aline Motta, Esther Ferrer, Joiri Minaya, Pau Delgado Iglesias y Sebastián Calfuqueo, los artistas «proponen agendas de feminismos diversos, potentes en términos históricos, urgentes en términos contemporáneos», según detalla su curadora, Andrea Giunta.

En cuanto al Premio Adquisición Artes Visuales 8M. Despatriarcalizar el Patrimonio, que lanzó recientemente la cartera cultural, entre mañana y el lunes se dará a conocer la nómina de artistas seleccionados y sus obras serán exhibidas en una muestra colectiva en las salas del CCK en marzo, paso previo a determinar las obras adquisición.

«Funcionamos como una caja de resonancia para crear conciencia sobre los números alarmantes de los femicidios en lo que va del año y del año pasado. Pensamos una programación activa que dé cuenta de las preocupaciones artísticas y sociales de este momento que están sin dudas ligadas a estos temas», destaca Fiorito, productora audiovisual que trabajó en Canal Encuentro y Paka-Paka.

-Télam: ¿Cómo se pensó la continuidad de la programación en torno al 8M con la puesta integral que lanzaron el año pasado para la fecha y en especial la articulación con una muestra como la de «Políticas del deseo: para todes, tode»?
-Verónica Fiorito: Este año nos mueve la idea de «Cambiar el mundo». Hemos pasado un año insólito y triste en el que perdimos muchas vidas y estamos enfrentando la campaña de vacunación nacional más grande de la que tengamos recuerdos. Todo esto nos enfrenta a nuevas preguntas: ¿qué mundo queremos? ¿qué cuidados necesitamos para enfrentar el futuro? Inauguramos la gestión en el 2020 con la idea de movernos, de mover el mundo estableciendo lazos generacionales y artísticos para que la semana de las mujeres trabajadoras sea un punto de partida para pensar tejidos culturales diversos durante todo el año, luego vino la pandemia y el tiempo de pensar en sostener esos lazos apoyando económica y simbólicamente esos tejidos. Por eso este año nos preguntamos cómo cambiamos, como hacemos del mundo un lugar saludable, vivible para todes: ¿qué son los cuidados? ¿quiénes y cómo los realizan? La muestra de Andrea Giunta es un recorrido por estas preguntas: Cuando cambia el mundo, sin signo de pregunta, para que se abra el sentido en las dos direcciones y se transforme en un recorrido por la afirmación artística de la posibilidad de cambiar.
 
-T: Con la aprobación reciente de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) ¿cómo se piensa la programación relacionada con la agenda pública? ¿qué nuevos desafíos aparecen ante lo regresivo desde lo social, por ejemplo, y el incremento de femicidios?
-V.F: Todas las actividades del Centro Cultural Kirchner están atravesadas por la visibilización y lucha contra la violencia, los femicidios y travesticidios. Los conversatorios, la muestra «Cuando cambia el mundo» (que trae la obra potente de artistas como Esther Ferrer), los recorridos literarios, los conciertos de autoras argentinas, son expresiones artísticas que expresan la lucha y preocupación por la violencia contra las feminidades y disidencias. Funcionamos como una caja de resonancia para crear conciencia sobre los números alarmantes de los femicidios en lo que va del año y del año pasado. Pensamos una programaciòn activa que dé cuenta de las preocupaciones artísticas y sociales de este momento que están sin dudas ligadas a estos temas.

-T: Con respecto a la originalidad y las producciones propias que desarrolla ¿Cómo es el programa para este año?
-V.F: Este año nos enfrentamos al desafío de la convivencia de lo virtual y lo presencial. Aún estamos enfrentando una pandemia y falta para que todes estemos vacunades pera estamos en ese camino, así que los proyectos que encaremos estarán atravesados por esa convivencia. Conciertos y actividades en vivo, programación para seguir desde nuestro canal de youTube y seguir fomentando cruces vitales para potenciar el arte nacional.

-T: Ante una política pública de género que involucra la agenda llevada por el Palais de Glace o el concurso para el 8M en artes visuales, ¿cómo se inscribe el CCK en esta línea institucional? ¿Y de qué manera sortea el CCK la concepción más patriarcal de otros espacios culturales?
-V.F: «Nosotras movemos el mundo» es una iniciativa conjunta que reúne cuatro días de actividades artísticas, culturales, formativas y reivindicativas, abiertas, gratuitas y populares, con las mujeres y diversidades como eje central. Nos interesa potenciar estos vínculos y establecer agendas comunes. El arte, la formación y la circulación de nuestros bienes culturales son centrales para reactivarnos luego de la pandemia que atravesamos. Trabajamos activamente desde la producción y con les trabajadores para fomentar prácticas antipatriarcales desde el minuto cero de los proyectos.

-T: ¿Qué nuevos formatos o paradigmas de programación cultural propició la pandemia, en tanto la virtualidad se reveló en muchos casos como una instancia interesante y algunas instituciones proponen ya modelos híbridos de funcionamiento que fusionan lo presencial con lo virtual? ¿Cuáles son los pro y los déficits de cada formato?

-V.F: Nada reemplaza lo presencial, lo que sucede entre une artista en el escenario y el público, eso lo hemos corroborado en el 2020. Sin embargo lo virtual acorta distancias y federaliza la circulación de eventos que si son solo presenciales mucha gente no puede acercarse, por eso todavía estamos transitando esa dualidad que creo ayudó a muchos proyectos. El desafío es la creatividad para que esa federalización crezca fuera de lo virtual y arme otros escenarios y rompa la centralidad de algunos espacios.

-T: ¿Se puede hacer un balance sobre un año tan extraño para hacerse cargo de la dirección?
-V.F: Creo que los balances siempre son colectivos, me interesa pensar con otres: artistas, público, trabajadores. Y esos balances se ven plasmados en los proyectos que encaramos este 2021. En términos de pandemia el año pasado continúa en ejes centrales: el cuidado, el sostenimiento, potenciar los lazos federales.

Related posts

El geógrafo Michel Lussault indagó en las formas de habitar el espacio a partir de la pandemia

admin

Maratones de lectura, muestras y reediciones: los homenajes que dejarán las efemérides de 2021

admin

Pablo Katchadjian: “No estoy ni en la vanguardia ni en la retaguardia de la literatura”

admin