WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola como le puedo ayudar
SALUD

Prepara en casa el hummus, rico y muy sano


El hummus es una pasta de garbanzos cocidos y procesados con jugo de limón, pasta tahine (pasta de sésamo), aceite de oliva y condimentos. Es un plato tradicional en países como Líbano, Palestina, Grecia, Siria o Turquía, cada uno de los cuales afirma ser su verdadera cuna. Así, se ha convertido en uno de los aperitivos más famosos de la cocina de Medio Oriente.

Es muy difícil averiguar el origen real de una receta milenaria que, además, tiene numerosas variantes, pero si nos atenemos a las fuentes escritas, parece ser que la primera mención aparece en un recetario egipcio del siglo XIII.

Su valor nutricional

Al ser una pasta a base de garbanzos, tiene una excelente calidad nutricional con un alto aporte de proteínas y fibra. Además, aporta calcio, hierro, zinc, vitaminas del complejo B, entre otras vitaminas y minerales, es económico, tiene un bajo contenido de grasas y antioxidantes que ayudarían a reducir los niveles de colesterol LDL (“malo”) en sangre. Aporta en una porción (2 cdas soperas) sólo 50 kcal aproximadamente.

Considerando el bajo aporte de legumbres que se consumen en nuestro país (entre 700 y 800 gramos anuales por persona), el hummus es una buena opción para comenzar a aumentar nuestro consumo de este grupo de alimentos.

¿Cómo se hace en casa?

Lo podemos utilizar en desayunos y meriendas para untar en las tostadas, como un dip para nuestras picadas para comer con talitas integrales, bastones de apio o zanahoria y como acompañamiento en nuestros platos principales siendo un buen reemplazo de los aderezos industriales. De esta forma, mejoramos la calidad de nuestra alimentación y aprovechamos todos los beneficios que nos brindan los garbanzos.

Para poder realizarlo en casa, lo mejor es remojar los garbanzos durante 12 hs, enjuagarlos y hervirlos. De esta forma, se mejora la digestibilidad y la absorción de los nutrientes. Luego, se procesan con jugo de limón, semillas de sésamo, aceite de oliva y los condimentos que más te gusten. Puede ser comino o pimentón, por ejemplo.

Es una muy buena forma de incorporar legumbres a nuestra alimentación habitual aprovechando de esta forma todos sus beneficios.

Lic. Guadalupe Matos

Nutricionista de DIM CENTROS DE SALUD

M.N 9906 – M.P 502

Related posts

Bruschettas, una entrada deliciosa y muy fácil

admin

Cómo caminar para reducir la sobrecarga de la columna

admin

Día Mundial de la Vista: ¿Cuáles son las patologías oculares que afectan a las mujeres?

admin