SALUD

Los pro y contra de la dieta Keto


Bajar de peso es una cuestión que preocupa a muchos: 5 de cada 10 argentinos tiene sobrepeso según una encuesta reciente. Sin embargo, existen dietas que pueden producir carencias nutricionales, el mayor riesgo de restringir la alimentación.

Así lo explicó la Dra. Juliana Mociulsky, médica endocrinóloga (M.N. 95.300).“Veo con preocupación cuando las personas siguen a influencers en las redes sociales que practican alguno de estos patrones alimentarios de moda y se toman como verdad absoluta. En general, con mensajes dogmáticos y propuestas rígidas y sin habilitación para dar consejo profesional, que es lo que llamamos ‘intrusismo profesional’”, enfatizó Mociulsky.

Una de las más difundidas es la dieta Keto, de la cual hay numerosos “desafíos” en las redes así como recetas, consejos y toda clase de información. Pero, la dieta Keto… ¿ Es segura?

De qué se trata esta dieta

Esta dieta propone un tipo de alimentación muy bajo en hidratos de carbono, con una ingesta moderada de proteínas y alta en grasas. Mientras que, en las dietas más tradicionales, la mitad de las calorías proviene de los hidratos de carbono, esta sólo contiene un 5%. El 75% es de grasas y el 20% de proteínas.

“Se fundamenta – explica la médica -en que la reducción de los hidratos de carbono que son la principal fuente de energía. Provoca la activación del metabolismo lipolítico para usar la grasa como combustible y desencadena la aparición de cuerpos cetónicos en sangre. De ahí el nombre de dietas cetogénicas o muy bajas en carbohidratos.”

Las ventajas

“Estos productos metabólicos, las cetonas, que se convierten en combustibles energéticos diferentes a la glucosa – prosigue -han podido demostrar algunos beneficios. Principalmente, el mayor contenido en grasa induce sensación de saciedad y genera menos apetito y esto puede contribuir a la pérdida de peso. Además, la cetosis incrementa el gasto energético.”

Algunos estudios han demostrado también una mejoría de la composición corporal con reducción de la grasa visceral y disminución de los niveles de insulina, glucosa y colesterol.

Atención a las precauciones

Por supuesto, la dieta Keto no es todo rosas. “No hay evidencia a largo plazo, ya que la principal limitación de este tipo de propuesta alimentaria radica en la factibilidad de mantenerla en el tiempo. De hecho, la mayoría de los estudios clínicos no superan el año de duración,” comenta la especialista.

Cualquier patrón alimentario que evite o restrinja algún grupo de alimentos puede generar alguna carencia. “En este caso, principalmente de fibras, vitaminas y minerales. Además, la cetosis puede provocar dolor de cabeza, cansancio, mareos, náuseas, mal humor y mal aliento, especialmente al iniciar este tipo de alimentación”, advierte.

Por la falta de fibra, aclara Mociulsky , puede asociarse a constipación y, la escasa diversidad de fibras, cereales y granos enteros impacta negativamente sobre la microbiota intestinal, que es la población bacteriana del intestino y tiene influencias sobre la salud.

“Es importante considerar el tipo de grasa que se consume, ya que el exceso de grasa saturada (de origen animal) es desfavorable para los niveles de colesterol y la salud cardiovascular. Sobre todo, las personas con diabetes deberían siempre consultar al médico porque la cetosis puede precipitar una descompensación metabólica, ” enfatiza la especialista en endocrinología.

Related posts

¿Qué cirugías se pueden programar y cuáles no?

admin

Europa se enfrenta a la segunda ola de COVID19

admin

Pezuña de vaca para bajar el azúcar, el colesterol y la presión arterial

admin