WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola como le puedo ayudar
SALUD

Maju Lozano contó sobre una secuela que le dejó el COVID19: fantosmia


 Maju Lozano enfermó de COVID19 y obtuvo el alta médica en noviembre, pero aún hoy padece secuelas. Una de ellas a la que se refirió en TV sirve como testimonio para todos aquellos que sufren lo mismo.

Así lo contó en su programa Todas las tardes, por El Nueve, donde reveló que no sólo todavía no siente algunos olores, sino que algunos cree percibirlos. Todo surgió a raíz de una entrevista con el médico Guillermo Capuya, quien fue invitado para hablar sobre este tema.

“Se calcula que entre el 10% y el 15% de los pacientes tienen todavía algunos signos o síntomas a largo plazo, aunque no se sabe todavía cuánto. Lo más común que suceda después del alta epidemiológica es la fatiga, el cansancio”, dijo el doctor, a lo que Maju acotó: “Yo los llamo ‘días covid’ a esos días en que no sabés por qué pero no tenés aire, es horrible, pocas cosas más desesperantes que la falta de aire”.

Además, el especialista destacó que una de las cosas que suelen tardar en recuperarse suele ser el olfato. “No lo tengo, no volvió, de hecho esta gente no se baña y yo ni me entero”, dijo en tono de broma, en referencia a sus colegas. Ya en tono serio, describió: “Tengo como… algunas cosas huelo y otras no. Por ejemplo, las flores, el café, no lo huelo, el alcohol y los perfumes tampoco, estoy casi en cero, es como un olfato selectivo”.

En ese momento, el médico señaló: “Inclusive hay gente que tiene fantosmias, que huele olores que no existen. Es una alucinación olfativa; por ejemplo, se bañan y sienten que el agua que sale de la ducha está podrida”. Aliviada por el diagnóstico, Lozano expresó que tiene este trastorno casi desconocido hasta el momento. “¡Eso me pasa! ¡Tengo fantosmia! Espero que mi marido esté mirando porque me dijo que estaba loca, y cuando le dije que el agua tenía olor a yerba, en mi casa la gente se hace un lado, Joaquín se quería cambiar el nombre”, dijo entre risas. Y añadió: “No estoy loca, le quiero mandar un beso a mi psiquiatra también porque él estaba preocupadísimo, ¡no me suban la medicación, tengo fantosmia!”.

Cómo se trata la pérdida de olfato

Según Stella Maris Cuevas, médica otorrinolaringóloga experta en olfato y alergista, el tratamiento es artesanal mediante neuroregeneradores o neuroprotectores, antioxidantes encargados de eliminar radicales libres y limpiar los conductos que transportan el olor. “Es un medicamento vía oral que se complementa con un período de rehabilitación: el entrenamiento del olfato.

El ejercicio consiste en cuatro potes de, por ejemplo, café, cacao, limón y menta. El paciente tiene que oler cada frasco entre cinco segundos y cinco minutos cuatro veces por día. Y debe concentrarse en cada uno. No solo olerlo, también pensarlo, recordarlo. El cerebro tiene neuroplasticidad, vuelve a aprender”.

Fuente: Infobae

Related posts

Pepinos, aliados para evitar calambres

admin

Murió un joven por una peligrosa variante de hantavirus en Bariloche

admin

Argentina supera los 20.000 fallecidos por COVID19

admin