SALUD

Los cereales y semillas no son tan sanos como piensas


Consumir algunos alimentos se pone de moda, eso es sabido, pero nunca debemos permitir que esto ponga en riesgo nuestra salud. Aunque puede haber diferencias de criterio entre profesionales y tendencias de alimentación, existen verdades que no pueden discutirse y a ellas vamos.

Los cereales y las semillas son grandes aliados en la dieta, pero siempre hay que estar informado para no caer en errores. Aclaremos que entre los cereales tenemos el arroz, el trigo, el maíz,la cebada, el centeno, por ejemplo. Y entre las semillas, las de lino, calabaza, sésamo, girasol, amapola, y otras. No nos referimos en este post a pseudocereales como la quinoa o a las legumbres que si bien son semillas, contienen otros valores nutricionales. Tampoco a las frutos secos, que es un caso similar.

¿Crees que el cereal en el desayuno es sano?

La mayoría de los cereales se consumen procesados- en harinas, copos de maíz, fideos, pan blanco – y no son sanos. Son carbohidratos complejos, sin fibra, con pocas vitaminas y minerales. La misma energía que proporcionan la da cualquier otro alimento que engorda menos. El cereal para el desayuno puede contener además azúcar agregado y esto en suma aumenta la producción de insulina, lo que a largo plazo causaría diabetes tipo 2… que no casualmente es una epidemia mundial.

Lo mismo ocurre con los cereales integrales y las semillas. El cereal integral en pequeña cantidad, balanceado con otros nutrientes, es sano, pero si ya hay síntomas de resistencia a la insulina o diabetes no es tan aconsejable.

Con moderación

Además, las semillas pueden generar alergias, y síntomas digestivos. Las semillas son alimentos concentrados, lo mismo que las nueces, almendras y maníes, por lo que no se deben consumir sin control sino en pequeñas cantidades, no más de un puñadito diario.

Muchas de ellas deben molerse para que no pasen por todo el tracto digestivo sin ser aprovechadas y en general, pueden mejorar su potencial alimenticio si las activamos, que es ponerlas en remojo durante la noche para consumirlas al día siguiente.

Related posts

11 reglas para aumentar tu inteligencia emocional

admin

Cómo calmar las contracturas y el dolor de espalda por el uso excesivo de la tecnología

admin

Ley de Cannabis: se aprobó el autocultivo y la venta de aceite en farmacias

admin