SALUD

Cómo se trata el miedo a las inyecciones


Es inminente la llegada de la vacuna para erradicar la pandemia del Covid-19 y mucha gente la espera con ansiedad, aún ante la incertidumbre que genera la información contradictoria y confusa que se difunde acerca de la efectividad de una u otra, según marca y origen. Sin embargo hay quienes esconden una fobia oculta que complica aún más el cuadro de situación: el temor al pinchazo.

La tripanofobia es reconocida por el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V) como el miedo extremo a los procedimientos médicos que involucran vacunas o inyecciones. Según reportes actuales de profesionales de la salud norteamericanos, alrededor del 10 % de la población experimenta el reflejo vasovagal (desmayo) ante la perspectiva de ser inyectado y hasta el 23 % de la población puede sufrir de tripanofobia.

Además de los síntomas físicos, la tripanofobia puede involucrar ataques de pánico y generar conductas evitativas de visita a los médicos retrasando tratamientos, complicando condiciones crónicas y emergencias médicas. También podría llegar a suceder ante en el caso de la aplicación de la vacuna del Covid-19.

Síntomas de la fobia a las inyecciones y agujas

– Sensación de ansiedad, angustia y/o confusión.

– Desmayo.

– Mareos, náuseas, aceleración de ritmo cardíaco.

– Ataques de pánico.

Esta fobia puede tener diversas causas:

  1. Desmayos o mareos intensos como resultado de tener una reacción refleja vasovagal cuando se pincha con una aguja.
  2. Malos recuerdos y ansiedad asociados a inyecciones dolorosas que pueden desencadenarse al ver una aguja.
  3. Temores y resquemores vinculados a los médicos y a la medicina.
  4. Sensibilidad al dolor, que tiende a ser genético y puede causar ansiedad.

En todos los casos se recomienda no automedicarse y acudir a un profesional especialista en el tema. Superar la fobia llevará tiempo y práctica, pero hará la vida menos estresante y permitirá disminuir la ansiedad.

Tips y ejercicios para controlar y superar la Tripanofobia

  • No avergonzarse de tener miedo a vacunarse.
  • Informar a los profesionales de enfermería de las preocupaciones, porque ellos cuentan con recursos para disminuír el estrés y el dolor durante la inyección.
  • Incorporar esta pregunta: ¿Hay algo que pueda hacer para ayudarme a mí mismo?
  • Realizar el ejercicio de la “Escalera al Miedo”.
  • Utilizar ejercicios de respiración para relajarse.

Escalera del Miedo

  1. Pensar en recibir una inyección.
  2. Escuchar a alguien hablar sobre una inyección.
  3. Ver fotografías de inyecciones.
  4. Ver a alguien recibir una inyección por televisión o internet.
  5. Ver a otra persona recibir una inyección en la vida real.
  6. Tocar una aguja.
  7. Sostener una aguja.
  8. Tener una vacuna o inyección en mi brazo.

Consejos para utilizar la escalera del miedo:

Comenzar por 1 y quedarse un tiempo en ese primer nivel mientras se experimenta la ansiedad relativa a esa situación. Permanecer con el miedo hasta sentir la ansiedad máxima por un tiempo y luego reducirla de manera gradual incorporando un ejercicio de relajación. Recordar que la ansiedad disminuye por sí sola con el tiempo. Luego volver a realizar el mismo ejercicio (sin pasar al número siguiente) varias veces hasta que la ansiedad logre disminuir. Al sentirse más seguro y sólo en ese momento, se puede pasar al próximo escalón hasta finalizar el ejercicio de “la escalera del miedo”.

La idea es realizarlo con calma a lo largo de varios días para ir incorporando cada uno de los items de manera sucesiva y gradual hasta adquirir confianza.

Por Marina Rovner, Especialista en trastornos de ansiedad, fobias y pánico. Licenciada en Psicología, Magister en Comunicación y Cultura. Profesora Titular Universidad Abierta Interamericana

Related posts

Hoy llega la “Estrella de Belén”, un fenómeno astronómico que se repetirá en 800 años

admin

La Sputnik V produce una alta respuesta inmune aún con una sola dosis

admin

Se conmemora la Semana de Vacunación de las Américas

admin