SALUD

Las hierbas que regulan tu intestino


El estreñimiento ocasional es uno de los males de cuarentena que han afectado a los argentinos, sobre todo a aquellos que viviendo en grandes ciudades pasaron de moverse mucho a pasar el día entre las paredes de un pequeño departamento. Esto sucede porque el movimiento diario como caminar o subir escaleras produce un masaje abdominal que favorece la evacuación.

Las dietas ricas en harinas- fideos, papas, pan, pizza, por ejemplo- y la falta de verduras y frutas frescas en la alimentación diaria también causan que el intestino absorba el agua disponible al punto de secar de más las heces.

Las causas psicológicas también afectan al intestino, donde se encuentran gran cantidad de células nerviosas. Estas ante un hiperestímulo paralizan los movimientos del colon, o causan diarreas.

Y otra causa del intestino perezoso que aparece con frecuencia es la falta de sales biliares – producidas por el hígado y segregadas por la vesícula biliar.

Si casi siempre estás estreñido puedes comenzar por moverte más, comer ensaladas y dos frutas con cáscara al día y antes del desayuno, tomar una cucharada de aceite de oliva. Así atacarás las causas orgánicas más frecuentes.

Hierbas que favorecen

Las hierbas laxantes pueden actuar directamente sobre la musculatura  del intestino o estimulando la producción de sales biliares, que permiten un trayecto más rápido de las heces por el tracto digestivo.

No es conveniente recurrir a las más potentes como sen o cáscara sagrada en el caso de una rutina diaria, sino a otras de efecto más suave y completo. Entre ellas, las que mencionamos a continuación, que contienen mucílagos y sustancias beneficiosas como antioxidantes y descongestivos.

Siempre cuando hay estreñimiento se debe aumentar la cantidad de agua que consumes por día. Trata de tomar 2 litros diarios.

Malva: Se toma la infusión de las hojas 2 veces al día.Es rica en mucílagos y por ello se utiliza en afecciones respiratorias, digestivas e incluso como descongestivo. Históricamente se ha usado para calmar el dolor hemorroidal en forma externa pero consumida también puede colaborar en ese aspecto.

Tapiza el interior del estómago y de los intestinos con sus fibras y de esa forma las mucosas sanan y la circulación del alimento por los órganos es más rápida.

Llantén: Se toma la infusión de las hojas 2 veces al día. Las acciones farmacológicas que se atribuyen habitualmente al llantén son antitusígeno ( contra la tos)  emoliente ( que ablanda o relaja una dureza o inflamación)  antiinflamatorio, astringente ( que produce desecación y contracción de los tejidos)  antibacteriano y antipruriginoso ( contra el prurito o picazón).  Por todas estas acciones está habitualmente indicado en catarro, faringitis, bronquitis, asma, úlceras gastroduodenales, diarreas y reumatismo. Pero además, el llantén es un laxante suave.

Para casos crónicos

Lino: Se toma una cucharada de semillas molidas en el momento, mezcladas con 1 vaso de agua, en ayunas. Sus semillas contienen gran cantidad de mucílagos y pectinas. Tiene acción laxante debido a que produce un aumento del volumen de las heces y de la estimulación del peristaltismo intestinal. Además, es protector de la mucosa por recubrimiento.

El lino está indicado para el tratamiento del estreñimiento crónico por ser regulador del tránsito intestinal. Por su acción antiinflamatoria y emoliente, se puede utilizar como complemento en el tratamiento de gastritis, duodenitis y úlcera gastroduodenal y en inflamaciones de las vías respiratorias y urinarias.

Related posts

Cómo mejorar tu microbiota, clave de la salud que está en el intestino

admin

23 de septiembre: Día mundial del síndrome de las piernas inquietas

admin

Tips gourmet para que tus pizzas caseras sean de lujo

admin