SALUD

La tiamina es esencial para prevenir el deterioro cognitivo


La vitamina B1, también conocida como tiamina, es una de las ocho vitaminas “B” consideradas esenciales porque, debido a que su cuerpo no la produce, debe provenir de una fuente externa. Se ha comprobado que es imprescindible para mantener el cerebro en buena forma y que su deficiencia puede causar serios trastornos a nivel cognitivo.

Los científicos indicaron que el síndrome de Korsakoff relacionado con el alcohol y el gran deterioro de la memoria (comparable con los pacientes que padecen la enfermedad de Alzheimer) son causados por una deficiencia de tiamina, por lo que llevar un tratamiento con este nutriente puede ayudar a restablecer la función.

Funciones vitales

Ciertas enfermedades como la diabetes, padecimientos gastrointestinales e insuficiencia cardíaca conllevan un mayor riesgo de deficiencia de vitamina B1, pero al aumentar el consumo de tiamina podrían prevenirse algunos de los peores síntomas y complicaciones causados por estas enfermedades

La tiamina es sumamente crucial para la función cognitiva, así como para el sistema nervioso y la formación de glóbulos rojos, pero una deficiencia, podría generar daño en diversas funciones vitales, como en un efecto dominó.

Cuando el cuerpo cuenta con niveles saludables de vitamina B1 pude realizar estos procesos:

  • Oxidación del azúcar, ocurre debido a una combinación de enzimas conocidas como complejo piruvato deshidrogenasa
  • Desarrollo adecuado de vainas protectoras de mielina alrededor de los nervios
  • Retraso o prevención de cataratas
  • Secreción de ácido clorhídrico para una digestión óptima
  • Mayor sensación de apetito

Algunas veces se le denomina la vitamina “antiestrés” por su influencia positiva en el sistema nervioso central.

El estreñimiento es un padecimiento que a menudo experimentan las personas con deficiencia de tiamina, y por el contrario, al aumentar los niveles de tiamina podría reducirse este problema.

Aunque consumir alimentos que contengan tiamina podría ser la mejor manera de respaldar su sistema, algunas veces podría ser más conveniente suministrarla más rápidamente. La disfunción cognitiva señalada antes, relacionada con una deficiencia de vitamina B1, puede solucionarse al tomar suplementos.

Las mejores fuentes alimenticias de tiamina

Por fortuna, la tiamina se encuentra en diversos alimentos.

Si omitimos muchos de los alimentos envasados y fortificados con tiamina, como galletas, cereales y pan, los alimentos “verdaderos” que contienen cantidades más altas incluyen a las nueces de macadamia y pistaches, semillas de linaza y de girasol, leche orgánica, sin pasteurizar, de animales alimentados con pastura, vegetales como la berenjena, espárragos y pimientos, así como carne de res de animales alimentados con pastura, sandía y naranjas.

Related posts

Coronavirus: Cómo actúa la cepa de Manaos que ya está en la Argentina

admin

Las vacunas rusas llegan a Argentina el 23 de diciembre

admin

Caminar descalzo por la arena o el pasto puede mejorar enfermedades

admin