SALUD

Cómo saber si tu perro tiene problemas emocionales


¿Los perros sufren problemas emocionales o enfermedades mentales? Al parecer, si a la primera y no a la segunda.

Para Turid Rugaas, entrenadora noruega de perros, considerada una gurú en el área,“La salud mental de los perros no tiene nada que ver con enfermedades mentales. Nunca he visto a un perro con una”, aclara. “Nuestros perros mascotas podrían sufrir de problemas mentales, pero solo porque el ambiente en el que viven los hacen sentir muy mal. No es porque tengan una enfermedad (…) Problemas físicos en el cerebro son muy raros”, le indicó a BBC Mundo.

Pueden tener fobias y ansiedad

De acuerdo con la terapeuta y educadora canina Alba Fernández, quien tiene amplia experiencia con animales abandonados, problemas como la hiperactividad y la agresividad generalmente tienen como trasfondo el miedo.

Sin embargo, no existe un patrón para detectar trastornos emocionales en los perros, no sólo porque cada animal es único sino porque cada dueño es único también. Por eso es clave, entrevistarlos con detenimiento y obtener respuestas honestas.

“Suelen pedir nuestra ayuda para resolver problemas de conducta de sus mascotas que los están afectando a ellos”, le cuenta a BBC Mundo.

Lo que es claro para la experta es que “casi 99% de los desórdenes emocionales de los perros se deben a fallas de las personas que han formado parte de su socialización (los primeros cuatro meses de vida son determinantes) y del ambiente en el que se desenvuelven”.

De acuerdo con el biólogo conductual y psicólogo animal Dennis Turner, director del Instituto de Etología aplicada y Psicología animal de Suiza, nuestros perros y gatos mascotas pueden sufrir de fobias y otros desórdenes de ansiedad, como la que provoca la separación, y se pueden manifestar con síntomas muy similares a los que experimentan las personas cuando están deprimidas.

También pueden desarrollar desordenes compulsivos y neurosis.

Los signos para tener en cuenta

No se debe ignorar cualquier cambio significativo en el comportamiento de la mascota como:

  • Pérdida de apetito por largos periodos de tiempo.
  • Inactividad inusual.
  • Comportamientos destructivos cuando son dejados solos en casa.
  • Intentos de escaparse o de esconderse.

Un perro puede estar crónicamente estresado si:

  • Se le ve nervioso, deprimido o temeroso.
  • Se molesta o se siente amenazado con mucha facilidad.
  • Presenta un comportamiento histérico.
  • No manifiesta curiosidad.
  • Reacciona con exageración al tacto o a los ruidos.
  • No puede hacerle frente a los problemas diarios más comunes

¿Qué deben hacer los dueños?

Turner recomienda:

  • Observar a la mascota con cuidado y objetividad.
  • Poner especial atención a cambios a largo plazo y tomar nota de ellos.
  • “Una vez confirmes que el problema es real y no sólo un capricho en el estado de ánimo de tu mascota, consulta un veterinario conductista o un psicólogo animal entrenado con un diplomado otorgado por una sociedad profesional”.

Rugaas considera que es fundamental que los dueños conozcan lo que un perro necesita para vivir mentalmente saludable. Recomienda que:

  • No lo castigues.
  • Evita que te note molesto o amenazante.
  • No lo tengas en una jaula ni le pongas collares de ningún tipo.
  • Mejor no lanzarle palos ni pelotas.
  • No lo uses para ganar premios.
  • Déjalo ser curioso y permítele explorar el mundo a través de sus sentidos.
  • Permítele que construya su autoconfianza para que se enfrente a todo.
  • Aliméntalo bien y déjalo que duerma lo suficiente.
  • Bríndale compañía, limita las restricciones físicas y estimúlalo mentalmente.

Para Fernández, la empatía es la clave:

  • “Ponerse en la piel del perro”
  • Aprender a comunicarse con tu mascota

Fuente: BBC Mundo

Related posts

Detectan nuevos casos de Tuberculosis debido a la pandemia

admin

Ventajas y desventajas del ayuno intermitente

admin

COVID19: El indicador que decidirá si se vuelve a clases

admin