SALUD

Salmón de criadero: ¿Es realmente una opción saludable y segura?


Todos sabemos que comer pescado es saludable ya que provee nutrientes esenciales y es fuente de proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos omega 3, los cuales tendrían un efecto positivo en el ritmo cardíaco e incluso podrían reducir la incidencia de los infartos. La evidencia científica sobre los ácidos grasos omega 3 también se relaciona con su función en el cerebro y en la función visual, ya que algunos estudios sugieren que pueden prevenir la degeneración macular, una forma común de ceguera. Por otro lado, hay estudios que señalan la importancia de los ácidos grasos omega 3 en el sistema inmune, y sugieren una influencia positiva sobre la artritis reumatoidea, el asma, el lupus, la enfermedad renal y el cáncer, así como la depresión.

Pero, ¿es seguro comer pescado de criadero?

Sí, es seguro y saludable. Los productores deben seguir reglas y normas de producción que también se exigen al resto de las áreas de producción de alimentos, incluyendo:

  • Realizar la actividad en aguas permitidas y seguras.
  • Seguir los lineamientos establecidos para la alimentación de los animales en criadero.
  • Cumplir todos los procedimientos bajo condiciones sanitarias de higiene.
  • Mantener registros.

Cabe destacar, además, que las dietas y condiciones ambientales en las que viven los peces de criadero son monitoreadas durante toda la vida del animal.

Debido a estas normas y a que no existen diferencias nutricionales entre el pescado “salvaje” y el de criadero, se recomienda consumir ambos.

¿Y el salmón?

La controversia actual sobre los efectos del consumo de salmón de criadero en la salud gira en torno de dos ejes:

1. Obtiene su color rosado con tinturas artificiales: El salmón salvaje adquiere su color rosado alimentándose de camarones, pequeños crustáceos y krill. Esta alimentación es rica en betacaroteno, el cual es un poderoso antioxidante y precursor de la vitamina A. Los carotenos, específicamente la astaxantina y la cantaxantina, son los que le dan al salmón su color característico. La dieta de los salmones de criadero está suplementada con astaxantina natural y/o sintética para brindarle al salmón de criadero su color típico. Tanto la astaxantina natural como la sintética son inocuas para la salud, están autorizadas para este uso y son absorbidas por el salmón salvaje y el de criadero exactamente de la misma manera.

2. Está expuesto a antibióticos: Los productores de peces de criadero así como todas las agencias sanitarias y regulatorias del mundo, toman todas las precauciones necesarias para prevenir infecciones y la transmisión de enfermedades causadas por patógenos y parásitos. Para eso, intervienen veterinarios especialistas y otros profesionales expertos en acuicultura. En particular, los peces de criadero son vacunados para prevenir enfermedades, pero contrario a lo que se cree, prácticamente no se utilizan antibióticos y, si en algún caso fuesen necesarios, su uso está estrictamente regulado y siempre son suministrados con la supervisión de un médico veterinario.

¿Salmón de criadero o de mar?

Ambos son saludables, no obstante, se debe tener en cuenta que en el mar puede haber contaminantes (por ejemplo, mercurio o un derrame de petróleo). Si un consumidor pesca por sí mismo debe verificar con la autoridad sanitaria local la seguridad en dicha área y luego conservar el pescado en hielo durante la pesca y el transporte.

Conclusión final

Se puede consumir con regularidad salmón, ya que tanto el salvaje como el de criadero constituyen opciones saludables y seguras.

FUENTE: Facultad de Medicina de Fundación Barceló

Related posts

Se hará el PCR a los viajeros que arriben a Buenos Aires

admin

¿Cómo usas el edulcorante? Puede ser perjudicial para tu salud

admin

¿Sabías que la osteoporosis también afecta a los hombres?

admin