SALUD

Alerta en Bolivia por un virus similar al ébola que mutó y ahora se transmite entre humanos


En medio de una pandemia, la última noticia que quisiéramos recibir es la aparición de otro virus peligroso… Y sin embargo ha sucedido. El virus llamado Chapare, por la región boliviana donde se detectaron los primeros casos, trepó a las primeras planas.

Similar al Ébola

El Chapare mammarenavirus es un virus causante de fiebre hemorrágica, transmitido por excreciones de roedores a los humanos. Fue descubierto en Bolivia en 2004 pero recientemente la Organización Mundial de Salud y la Organización Panamericana para la Salud confirmaron la existencia de una nueva variante viral que se transmite “persona a persona”.

Desde la OPS destacaron este miércoles 18 de noviembre que está en marcha la colaboración internacional entre Bolivia, Estados Unidos, Argentina para “caracterizar el virus”.  

Se trata de una “variante genética de un virus conocido, el chapare, que causa fiebres hemorrágicas similares a las del Ébola”.  “Es más que todo una alerta para no bajar la guardia en enfermedades emergentes, como en enfermedades pandémicas”, dijo Sylvain Aldighieri, especialista en incidencias para COVID-19

Un equipo del Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) expuso los resultados de un trabajo sobre el nuevo virus en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Medicina Tropical e Higiene (ASTMH). Los investigadores del CDC descubrieron que el virus puede transmitirse entre humanos.

Los síntomas

Por su parte, la sintomatología es muy similar a la del ébola y el dengue. Los primeros síntomas son fiebre, dolor de cabeza, dolor abdominal, dolor en el cuerpo y en los ojos, insuficiencia orgánica y hemorragias. También las personas contagiadas pueden padecer vómitos, diarrea, sangrado en encías y nariz y erupciones en la piel.

Al presentar fiebre hemorrágica se compara con el ébola ( este se transmite por animales pero luego se contagia de persona a persona) pero tiene mucha sintomatología similar al dengue hemorrágico, una variante del dengue tan conocido por los argentinos, que suele afectar a quienes ya sufrieron una infección anteriormente y es mucho más grave.

El contagio puede producirse de persona a persona a través de secreciones y fluidos, mediante la sangre, el semen o la orina. Se cree que el origen del mismo se dio en roedores y luego contraído por el humano a través del contacto con sus excreciones.

No hay tratamiento

El chapare pertenece a un grupo de virus llamados arenavirus. Entre ellos se encuentran patógenos peligrosos como el virus Lassa, que causa miles de muertes al año en África occidental, y el virus Machupo, que provocó brotes mortales también en Bolivia.

Al igual que esos patógenos, el virus Chapare puede causar fiebres hemorrágicas, una condición que también se observa en los pacientes con ébola y que puede producir problemas graves en múltiples órganos, lo que hace que los pacientes luchen por sobrevivir. Los pacientes bolivianos del brote de 2019 sufrieron fiebre, dolor abdominal, vómitos, encías sangrantes, erupción cutánea y dolor detrás de los ojos.

No existe un tratamiento específico, por lo que los pacientes se tratan principalmente con líquidos por vía intravenosa y otros cuidados de apoyo. Todavía hay mucho que se desconoce sobre el virus Chapare, principalmente dónde se originó, cómo infecta a los humanos o la probabilidad de nuevos brotes más grandes en Bolivia y en otras partes de América del Sur.

Los científicos creen que el Chapare podría haber estado circulando en Bolivia durante varios años, pero los pacientes infectados pueden haber sido diagnosticados erróneamente de dengue, una enfermedad que es común en la región y puede producir síntomas similares.  

¿Puede migrar a nuestro país?

Los arenavirus conocidos hasta ahora tienen como vectores ( transmisores) a animales, como ratones. No se habían verificado contagios de humano a humano, que es lo nuevo del Chapare. Esto lo convierte en un microorganismo más peligroso y propagable.

Algo que juega evitando la diseminación es que aquellos que enferman de Chapare no cursan la enfermedad se forma leve, siempre tienen síntomas notorios, lo que hace evidente su condición y evita su traslado.

En estos momentos en Bolivia no hay brotes importantes, sino casos aislados. La nueva información genera alerta ya que los virus hemorrágicos como el del ” mal de los rastrojos” ( el virus Junín) necesitan de sus animales transmisores y estos no viajan grandes distancias; pero si el virus ha conseguido mutar y contagiar de humano a humano, es mucho más letal.

Un dato: El Chapare, ubicado en el departamento de Cochabamba es uno de los sitios considerados de alto turismo en Bolivia. Hay abundante vegetación y los coloridos paisajes que apasionan a los turistas e invita a los oriundos a disfrutar de la flora, los ríos y fauna de esta parte del mundo.

El río Chapare ubicado específicamente en Villa Tunari es una de las zonas tropicales del país con magnifica vegetación entre ellas abundantes orquídeas, ríos y hoteles con piscinas y pozas naturales.

Related posts

Cáncer de piel: hay que proteger a los niños

admin

¿Pueden contaminarse los cosméticos?

admin

Prepara las más ricas y sanas infusiones heladas

admin