SALUD

4 respuestas sobre el tratamiento del cáncer de piel


Cuando nos damos cuenta de que tenemos una lesión en la piel o un lunar, nuevo o preexistente, que cambie de forma, color, tamaño; que sangre, se lastime, genere picazón o presente áreas que impresionen de curación espontánea, la pregunta es si debemos hacerlo chequear por un dermatólogo y la respuesta es sí. La Dra. Sofía Ortiz. Cirujana, (MN 124572- ME 5687). Miembro de la Asociación Argentina de Cirugía, responde esta y otras preguntas sobre el cáncer de piel, el más frecuente de todos.

 “También amerita una consulta la exposición solar laboral o recreacional, los antecedentes de quemaduras solares importantes y el control de quemaduras por fuego u otras substancias, ya que todas estas condiciones predisponen a desarrollar lesiones de tipo oncológico en la piel.”

¿Tumor es sinónimo de cáncer?

No, el tumor puede ser benigno o maligno. Si es maligno es cáncer. Dentro de los tumores malignos de piel hay una gran variedad de tumores con diferentes grados de agresividad, por lo que un tumor no es comparable a otro. Es por eso, que la experiencia de un paciente no se puede extrapolar a la de otro. Es muy frecuente encontrar que un paciente retrasa su consulta porque un conocido tuvo una experiencia desfavorable durante el tratamiento de un tumor de piel. Siempre es mejor consultar y evacuar las dudas, ya que con la información adecuada, cada paciente puede decidir sobre su futuro tratamiento.

¿Cómo es el primer acercamiento a un tumor maligno en la piel?

Luego de establecida la sospecha por examen clínico, es necesario confirmar a través de una biopsia. La misma debería ser efectuada preferentemente por un dermatólogo o cirujano. Con el resultado se podrá elegir la técnica quirúrgica que proporcione mayor seguridad en términos de curación del tumor.

¿Cómo es el tratamiento quirúrgico?

Un tumor maligno puede ser extirpado en una primera cirugía y efectuar la reconstrucción sólo cuando el patólogo confirma márgenes sanos. De lo contrario la reconstrucción pasará a una segunda intervención. Existen técnicas de examen patológico en el momento de la cirugía, que permitirán estudian los márgenes y definir si es necesario efectuar una ampliación (es decir, resecar más tejido).
En algunos tumores de piel no sólo se efectúa una cirugía sino que además se puede indicar una cirugía sobre los ganglios linfáticos (biopsia de ganglio centinela).
El orden de prioridades será: la curación oncológica, preservación de la función y finalmente la estética. Lo que no quita importancia al resultado estético definitivo y el impacto que éste genere en la calidad de vida del paciente.
Por tanto, la primera cirugía es fundamental en el éxito del tratamiento de los tumores de piel.

¿El tratamiento quirúrgico es el único tratamiento posible?  

Si bien la cirugía es el pilar fundamental en el tratamiento de los tumores de piel, existen otros tratamientos que acompañan a la cirugía (antes y/o después), e inclusive como tratamientos únicos sin cirugía. Se aconseja  que estos tratamientos sean instaurados siempre por un equipo multidisciplinario (cirujanos, dermatólogos, anatomopatólogos, oncólogos-radioterapeutas y paliativistas).

A futuro, se estima un aumento progresivo en la incidencia del cáncer de piel. Por lo tanto cada día más la educación y la información serán las herramientas clave de prevención para proteger la salud de las personas.

Related posts

La salud bucal en las personas diabéticas: Cuidados especiales

admin

Claves para alimentarse bien durante el aislamiento

admin

Refuerza los huesos, músculos y tendones con esta hierba medicinal

admin