SALUD

Cómo tratar la tendinitis


A diferencia de lo que muchos piensan, esta lesión no es exclusiva de los deportistas, ya que puede aparecer a causa de la actividad física, el trabajo o hasta por el uso excesivo de dispositivos móviles.

Según la Arthritis Foundation, la tendinitis es la inflamación o irritación de un tendón, una especie de cordón grueso y fuerte que une el músculo al hueso. Los tendones transmiten la energía generada por los músculos para ayudar a mover una articulación.

Esta inflamación generalmente se produce en adultos jóvenes como consecuencia de un esfuerzo repetitivo o por una sobrecarga en alguna zona del cuerpo. En los últimos años su prevalencia fue aumentando debido a que se realizan más actividades deportivas de esfuerzo.

También es muy frecuente en determinados trabajos en los que se emplean movimientos repetitivos y de fuerza. Otras causas pueden ser la presencia de enfermedades, la degeneración del tendón y la edad, ya que a medida que pasan los años los tendones van perdiendo su elasticidad.

Las áreas más afectadas

Si bien puede ocurrir en cualquier tendón del cuerpo, la tendinitis es más frecuente alrededor de los hombros, los codos, las muñecas, las rodillas y los talones. Sin embargo, el doctor Claudio Zurlo, asesor de Laboratorios IMVI, advierte que en el último tiempo se sumó un nuevo tipo de lesión y es en los dedos pulgares o índices debido al uso abusivo de los dispositivos móviles.

¿Cuáles son los síntomas?

Suelen presentarse en el punto en donde el tendón se adhiere a un hueso y, generalmente, implican un dolor que, por lo general, se describe como sordo, especialmente cuando se mueve la extremidad o la articulación afectada, sensibilidad, hinchazón leve y en ocasiones la piel que lo cubre puede enrojecerse e irradiar calor.

¿Cómo es su tratamiento?

Los síndromes de los tejidos blandos como la tendinitis son muy comunes en personas que son más bien sanas. Muchos de ellos desaparecen por sí solos con el tiempo. El tratamiento se basa en la reducción del dolor, la inflamación y en la preservación de la movilidad y prevención de incapacidad y recurrencia. Las recomendaciones pueden incluir la combinación de descanso, aparatos ortopédicos, aplicación de calor y frío, terapia física y medicamentos como cremas antiinflamatorias.

En ese sentido, el doctor Zurlo aconseja buscar en las cremas componentes como el Salicilato de Amilo -que tiene cualidades analgésicas y antiinflamatorias- y el mentol deja en la piel una sensación fresca que alivia el dolor, por lo que es ideal para este tipo tratamientos.

Lesiones recurrentes

No curar bien una tendinitis puede llevar a que se produzcan problemas mayores a largo plazo. Si la inflamación se prolonga durante mucho tiempo, aumenta el riesgo de lesiones y de rupturas del tendón. Además, si no se sigue el tratamiento y las recomendaciones médicas, los síntomas pueden reaparecer. Por eso, es importante estar atentos a las alertas que presenta el cuerpo y trabajar sobre las mismas a tiempo.

¿Se puede prevenir?

La mejor forma de prevenir la aparición de tendinitis es evitando, justamente, la sobrecarga de los tendones, disminuyendo la intensidad de los ejercicios o de las tareas. Por otra parte, los ejercicios de estiramiento también pueden colaborar en la prevención de la tendinitis.

ASESORAMIENTO

Dr. Claudio Zurlo, Asesor de Laboratorios IMVI.

Related posts

Día de la Madre y COVID19: cómo podremos festejar los argentinos

admin

Récord de contagiados: 20.874 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas

admin

Hoy: 6.614 casos nuevos y 275 fallecidos por coronavirus en el país

admin