SALUD

Mitos y verdades sobre la migraña


“Solamente las padecen las mujeres”.

ES MENTIRA. Las mujeres tienen una probabilidad cerca de tres veces mayor de experimentar migraña en comparación con los varones, pero no es una condición exclusivamente femenina. Las fluctuaciones hormonales en las mujeres pueden ser uno de los factores que explican por qué ellas son más afectadas.

“La migraña es considerada un trastorno vascular”.

FALSO. Esta condición ya no es considerada un trastorno vascular, sino más bien como una enfermedad que se origina en el cerebro, con cambios vasculares secundarios. La activación de centros en el tronco cerebral lleva a una cascada de eventos neuronales y neuroquímicos que desencadenan el dolor.

“Existen múltiples factores que pueden desencadenarlas”.

ES CIERTO. Un elevado porcentaje de personas migrañosas reconoce en algún elemento concreto la capacidad para desencadenar sus crisis. Sin embargo, no todas estas situaciones desencadenan ataques siempre ni en todas las personas. Los factores más habituales son:

  • Psicológicos: como el estrés, la ansiedad y la depresión
  • Hormonales: en períodos premenstruales y menstruales, durante la ovulación o en momentos anovulatorios, y en procesos de terapias hormonales sustitutivas.
  • Producidos por cambios de horarios: en períodos post-estrés como fines de semana o vacaciones).
  • Alimentarios: generados por ingesta de alcohol, quesos, ayuno, comidas ricas en nitritos, glutamato monosódico y aspartamo.
  • Ambientales: estímulos visuales, olores, cambios atmosféricos, altitud elevada.
  • Sueño: por exceso o falta del mismo.
  • Fármacos: nitroglicerina, reserpina o estrógenos.
  • Otros: traumatismos craneales, ejercicio físico o fatiga.

“Quienes sufren migrañas tienen totalmente prohibido tomar café”.

FALSO. En principio, no se deben prohibir los estimulantes como la cafeína, aunque no se debe tampoco realizar un consumo excesivo de los mismos. Esto se debe a que el café y la cafeína actúan como un arma de doble filo. Por un lado, tomarlo durante una migraña o justo al iniciarse el ataque puede ayudar a disminuir el dolor. Esto es porque la cafeína actúa como un vasoconstrictor de los vasos meníngeos cerebrales y ayuda a la absorción de los analgésicos y estimula al sistema nervioso central.

Pero, por otro, su consumo diario excesivo es malo porque genera una dependencia que, al suprimirse bruscamente, da lugar a un síndrome de abstinencia que desencadena el dolor, interfiere con un buen descanso y aumenta la ansiedad.

“No tiene relación con la depresión o la ansiedad”.

NO ES ASÍ. Puede existir una relación entre la salud psicológica y la migraña. Por ejemplo, la depresión puede aumentar el número de ataques y hacerlos más dolorosos. Del mismo modo, las situaciones de estrés pueden desencadenarla. Además, tener numerosos ataques puede afectar el estado de ánimo y, con el tiempo, causar depresión.

Related posts

Guía para protegerse del COVID19 en las reuniones por las Fiestas

admin

“Hay demoras en la carga de fallecidos por COVID19 en la provincia de Buenos Aires”

admin

Qué es la muerte súbita, causa de cuarenta mil fallecidos por año en el país

admin