SALUD

COVID19: el impacto en quienes esperan un trasplante de órganos


En el marco del Día mundial de la donación de órganos, tejidos y trasplante, conversamos con el Doctor Francisco Osella, Sub jefe equipo de trasplante renal ITAC, acerca de cómo impactó la crisis sanitaria en esta materia. Con 7 mil personas esperando algún órgano según datos del Incucai, renovó el pedido de que todos seamos donantes: “Ayudemos a tantos miles que nos necesitan”

El 14 de octubre se celebró el Día mundial de la donación de órganos, tejidos y trasplante. Al  día de la fecha, miles de pacientes están en lista de espera para recibir algún órgano o tejido. Esto que tanto esperan, es la chance de poder continuar con su vida, de cambiarla, de transformarla y de mejorar su calidad de vida. 

En el caso de los pacientes renales crónicos en diálisis, quienes representan la mayor parte de esa lista, tienen no solo la chance de acceder a un donante cadavérico, si no de acceder a un donante vivo en el caso de contar con uno. El acto de donación, refleja uno de los actos de amor más grandes que como médicos de trasplante vemos en nuestra praxis diaria, por tal motivo volcamos todo nuestro esfuerzo en honrarla” , explica el doctor Francisco Osella, Sub jefe equipo de trasplante renal ITAC, Equipo de trasplante renal y pancreático CRAI SUR CUCAIBA. 

Menos donantes, menos trasplantes

Hoy el mundo ha cambiado dramáticamente en este último año, nos ha golpeado y afectado a todos por igual y nos ha mostrado la importancia de la solidaridad. Estos pacientes no son ajenos a esta realidad, sumando a su yugo diario de estar conectado a una maquina de diálisis para poder seguir viviendo, lidian con los desafíos que hoy esta pandemia representa. Esperamos y deseamos que la sociedad tome conciencia de lo difícil que es vivir para estos pacientes estando en esa lista, esperando que les llegue un poco de ese “amor” para que sus vidas se transformen por completo. Donar….. es dar vida. Seamos una sociedad donante, ayudemos a tantos miles que nos necesitan“, enfatizó el Dr.Osella.  

La crisis sanitaria ha impactado en la donación, dada la nueva realidad y protocolos y la afección del virus sars cov 2. La saturación de las camas de terapia, la disminución en los traslados interinos y el miedo de algunos pacientes a trasplantarse  por el contexto ha impactado en menor cantidad de donantes que cumplan los criterios para ser utilizados, y por ende menor número de trasplantes. Numerosos equipos de trasplante han tenido que parar momentáneamente su funcionamiento por la realidad sanitaria actual. En cuanto a la procuración, o sea los donantes, la pandemia impactó. Actualmente se está en una tasa cercana al 8 por ciento cuando tiempo atrás se acercaba a 20.

Mitos que aún dañan

“En mi opinión- explica el médico- hay que desterrar el mito de que al potencial donante no se le ofrece el mejor cuidado de salud para tratarlo, cuando es todo lo contrario. Hay que tener bien en claro que aquel paciente que es donante es aquel que tiene diagnóstico de muerte encefálica y que es un proceso irreversible. Eso está obviamente estipulado en los parámetros para el diagnóstico por la ley de trasplantes y monitoreado por el INCUCAI. El mito es que siempre los pacientes críticos o potencialmente donantes no se hacen nada para evitar eso. Pero bueno, eso es lo que hay que desterrar, siempre se prima salvar la vida y cuando el paciente llega al estado de muerte encefálica. que vuelvo a repetir es un estado irreversible. recién ahí se puede utilizar como donante. 

Argentina cuenta con recursos humanos y tecnológicos para hacer trasplantes al nivel de los países del Primer Mundo.

La excelencia del recurso humano de salud en Argentina es reconocida internacionalmente. En el área del trasplante específicamente muchos profesionales que trabajan en distintos órganos son reconocidos por instituciones y pares extranjeras, ejemplo es nuestro jefe de cirugía el doctor Hilchenbach. La trayectoria de ellos y sus múltiples publicaciones en el tema hablan de todo lo que significa Argentina e ITAC realiza gracias a múltiples profesionales y a múltiples instituciones reguladas por el INCUCAI todo tipo de trasplantes que se realizan en otras partes del mundo. Los pacientes en Argentina acceden a la misma salud que los habitantes de países desarrollados. Debemos invertir en tecnología que aún nos falta como las bombas de perfusión para mejorar nuestros resultados en el mantenimiento de los órganos de donantes cadavéricos.

Related posts

Comenzó con la producción de la vacuna Sputnik V en Argentina

admin

COVID19:”Las personas con obesidad deben estar entre las primeras en vacunarse”

admin

Día Internacional del Riñón: Cuidados y chequeos para prevenir el daño renal

admin