SALUD

Para EPOC, baja inmunidad y diabetes, prueba la genciana


Genciana (Gentiana lutea) es una planta que da nombre a una familia que reúne a más de ochocientas especies. Se la clasifica entre las plantas amargas por su sabor, utilizado en licores famosos. Pero además es un excelente remedio natural-

¿La conoces?

Puede llegar a alcanzar casi los dos metros de altura; tiene una raíz carnosa, con ramificaciones, gruesa y de color amarillento, gracias a la cual se mantiene la vitalidad de esta planta durante los inviernos, en los que el resto de la planta se seca para volver a revivir de nuevo en primavera.

Las hojas se hallan enfrentadas entre sí, su tamaño es excepcionalmente grande -pueden llegar a medir hasta cuarenta centímetros- y su forma es ovalada; en la unión con el tallo abrazan a éste, formando una especie de vaina.

Su uso medicinal

Se la recomienda para la anorexia y la anemia, así como para las convalescencias en general porque aumenta el apetito, mejora la inmunidad y inhibe hemorragias. Al mismo tiempo, favorece el control de la glucemia ya que estimula el páncreas a producir insulina, gracias a uno de sus principios amargos.

Tiene también propiedades que alivian enfermedades respiratorias, en especial pulmonares, como el EPOC. Se ha comprobado que actúa contra el agente patógeno del paludismo y aumenta la producción de glóbulos blancos.

La raíz contiene principios amargos como gancriopicrina, que actúa como aperitivo y digestivo, pues es capaz de facilitar la motilidad gástrica y estimular las secreciones del estómago y del hígado. Su empleo es apreciado en casos de inapetencias y digestiones lentas.

Contiene alcaloides como la genciamina, importante antipirético que se emplea para combatir fiebres.También tiene lípidos, con acción antiinflamatoria y cicatrizante, por lo que se aplica en heridas y en situaciones que cursan con niveles altos de ácido úrico (gota) y reumatismos. En procesos de convalecencia también se emplea por su facultad de aumentar el número de glóbulos blancos.

Cómo se usa y las precauciones

Se usa la raíz, que es gruesa, grande ( puede pesar hasta seis kilos) y algo leñosa. Puede conseguirse natural, en forma de extracto seco, o tintura. Es preferible macerar el polvo de raíz en agua fría durante 5 o 6 horas ( 5 g de polvo en un litro de agua) y beber, o macerar 30 g de raíz en un litro de vino dulce, que hacer infusiones. Contiene, aparte de los principios amargos, alcaloides, minerales y aceites esenciales.

Tiene algunas contraindicaciones. Es un gran remedio cuando hay que activar la producción de jugos gástricos, pero no es recomendable en caso de gastritis, hipercloridhia, úlceras o si se toman analgésicos no esteroides como el ibuprofeno, aspirina, diclofenac, etc. Tampoco se recomienda a las personas hipertensas o ansiosas.Su utilización en caso de madres lactantes debe evitarse, ya que los principios amargos pasan a la leche.

Related posts

¿Qué es el lupus?

admin

8 estrategias anti-infarto que deberías poner en práctica

admin

COVID19:”Las personas con obesidad deben estar entre las primeras en vacunarse”

admin