WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola como le puedo ayudar
SALUD

Día Mundial de la Vista: ¿Cuáles son las patologías oculares que afectan a las mujeres?


Si bien podríamos pensar que “lógicamente” no deberían existir diferencias entre los ojos de los hombres y las mujeres, los vaivenes hormonales pueden generar cambios fisiológicos que repercuten en problemas visuales. Sumado a ello, algunos hábitos femeninos, como el maquillaje, pueden empeorar los cuadros.

Ojos de mujer

De acuerdo con el doctor Omar López Mato, médico oftalmólogo y director del Instituto de la Visión, “no hay diferencias estadísticas en cuanto a vicios de refracción: existen tantos miopes, hipermiopes y astigmatas de un género u otro, pero sí son las mujeres más proclives a sufrir otros problemas oculares”. Por ejemplo, aquellas que toman anticonceptivos son menos tolerantes al uso de lentes de contacto.

Además, es más frecuente que las mujeres añosas de ojos claros y contextura delgada sean más proclives a sufrir maculopatía relacionada con la edad. Esta enfermedad afecta a la parte central de la retina y, si bien no suele conducir a la ceguera, afecta la visión central y la discriminación de letras de colores.

Por otra parte, el doctor López Mato agrega que “en las jóvenes algo excedidas de peso que se quejan de frecuentes dolores de cabeza y periodos de ‘oscurecimiento visual’ (ven mal por unos instantes) debemos descartar un cuadro de hipertensión endocraneana ideopática, que si no es diagnosticada a tiempo puede disminuir severamente el campo visual”.

El especialista también destaca que ellas padecen con más frecuencia meningiomas intracraneales (tumores benignos de las capas que recubren el cerebro). La esclerosis múltiple que produce inflamaciones en distintas partes del cerebro y especialmente en el nervio óptico (neuritis ópticas), es más frecuente también en el sexo femenino. Asimismo, existen otras enfermedades que son más comunes en las mujeres y que pueden inflamar el nervio óptico como el lupus y la artritis reumatoide.

Finalmente, el hecho de que las mujeres vivan más años que los hombres también las hace más vulnerables al desarrollo de enfermedades oculares crónicas como ojo seco, glaucoma, degeneración macular relacionada con la edad, retinopatía diabética y cataratas, que constituye la principal causa de ceguera en el mundo.

La responsabilidad de las hormonas

A menudo las mujeres experimentan alteraciones en su visión durante la pubertad, el embarazo y la menopausia, lo que puede relacionarse con los cambios hormonales y, fundamentalmente, con la modificación en los niveles de estrógeno.

Por ejemplo, durante la adolescencia el incremento de esta hormona puede ocasionar un aumento de la miopía; mientras que con la llegada de la menopausia bajan los estrógenos y la visión se vuelve menos miope. Paralelamente, aumenta la retención de líquidos y el riesgo de inflamación de la córnea se multiplica, dificultando la capacidad de enfocar.

En la menopausia también puede aparecer sequedad del ojo debido a que las alteraciones hormonales modifican la calidad de la película lagrimal, lo cual no es grave, pero puede producir molestias en el día a día.

Los cambios hormonales durante el embarazo merecen un párrafo aparte, ya que se asocian a visión borrosa o problemas al enfocar. Asimismo, la eclampsia (hipertensión maligna durante la gestación) puede producir desprendimientos de retina serosos que ceden cuando baja la presión.

“Un tema de discusión es si una paciente con alta miopía debe tener un parto por vía vaginal o hacerse una cesárea. El consenso es que salvo casos muy concretos, no existe una razón para contraindicar un parto por vía natural”, aconseja el oftalmólogo.

Factores externos y malos hábitos que atentan contra la visión

Tanto en mujeres como en hombres, la contaminación ambiental, la exposición a los rayos del sol, las largas horas de trabajo frente a una computadora, los cambios bruscos de iluminación, la vida sedentaria y el tabaquismo, son factores cotidianos que afectan la visión, desencadenando desde fatiga visual hasta enfermedades crónicas como degeneración macular, daño en la córnea y la retina, y cataratas.

¿El maquillaje puede ser malo?

Maquillarse los ojos forma parte de las rutinas de belleza más habituales de las mujeres. Sin embargo, este ritual puede desencadenar diversos problemas oculares como molestias, enrojecimiento e irritaciones. Asimismo, pueden ocurrir infecciones en el párpado como la blefaritis, ojo seco o conjuntivitis si no se toman las precauciones adecuadas.

Los ojos son una zona sensible y, por ello, se aconseja evitar maquillar el lagrimal y limitarse a la zona externa de las pestañas. Por otro lado, es importante revisar las etiquetas de los productos y comprobar que las sustancias que contienen sean hipoalergénicas.

Desmaquillar los ojos constituye otra rutina de belleza esencial para las mujeres, pero debe hacerse en forma correcta, con los productos adecuados y sin refregarse para que la delicada piel de los párpados no se vea afectada.

ASESORAMIENTO

Dr. Omar López Mato (MN 59216) Médico oftalmólogo. Director del Instituto de la Visión

Related posts

Pediatras manifestaron su preocupación por la suspensión de clases presenciales

admin

Creció el uso innecesario de antibióticos y alertan por sus consecuencias

admin

La dieta perfecta para la artritis, la gota y el dolor reumático

admin