SALUD

Cáscaras de mandarina, aliadas contra el colesterol


Hay un nuevo aliado en la lucha contra el colesterol, ese enemigo insidioso que va endureciendo y tapando nuestras arterias. Se trata de la humilde mandarina ( Citrus reticulata). El té de las cáscaras de esta fruta proveniente de Asia, un cítrico muy frecuente en nuestro país en sus diversas variedades, consumido regularmente favorece el descenso de las grasas en la sangre.

Se aconseja dejar secar las cáscaras durante quince días, desmenuzarlas o rallarlas; así pueden guardarse en un recipiente hermético. También pueden congelarse las cáscaras frescas. Con ellas preparar una infusión de una cucharada rasa por 200 cc de agua hirviendo y tomar dos veces por día por lo menos durante un mes.

Según un estudio realizado en conjunto por el Departamento de Agricultura de EE.UU y Canadá, las cáscaras de mandarina tienen propiedades para reducir el colesterol y los triglicéridos así como también se encuentran en estudio otras relacionadas con el cáncer.

Indicada para reducir el colesterol

Un ensayo publicado en 2004 comparó la propiedad reductora de colesterol entre la cáscara y el jugo y brindó como resultado que las cáscaras eran más eficaces, muy especialmente en la reducción del colesterol de baja densidad.

 El colesterol LDL (lipoproteína de baja densidad en castellano), más conocido como colesterol malo, según los expertos  se acumula en las arterias dificultando el paso de oxígeno a través de la sangre. Esto supone un obstáculo y un mayor trabajo para nuestro corazón y también para el cerebro.

El colesterol LDL, junto con otras sustancias, puede llegar a formar ateromas, que son placas en los vasos sanguíneos que estrechan las arterias y pueden llegar a provocar patologías cardiovasculares graves, como el infarto de corazón.

Las cáscaras de la mandarina contienen 20 veces más antioxidantes que el jugo y tienen la capacidad de neutralizar el daño oxidativo que se puede producir en el tejido humano y del cual derivan desde el daño arterial al envejecimiento prematuro, hasta el cáncer.

Otros beneficios de la cáscara de mandarina

En la medicina tradicional china se recomienda el uso del té de cáscara de mandarina para obtener beneficios como facilitar los procesos digestivos, aliviar las náuseas en las embarazadas y curar el mareo, además del control de la glucemia, estimular la desintoxicación del hígado, y mejorar síntomas de los resfríos, la gripe y el estrés.

Otro beneficio que brindan las cáscaras de mandarina son como depurativo sanguíneo, particularmente sobre los metales pesados, partículas que suelen acumularse en las arterias y órganos perjudicando su funcionamiento a través del tiempo. La cáscara de este cítrico es un potente limpiador de la sangre, la purifica y regula los fluidos del cuerpo, ayuda a deshacerse del exceso de sodio y el ácido úrico.

Related posts

¿Sabés si estás cuidando bien tu corazón?

admin

Claves para elegir los mejores lentes para tu vista

admin

Ginés dijo que el país “se aseguró 51 millones de dosis”de vacunas contra el Covid19

admin