SALUD

La mejor alimentación luego de la menopausia


En la revista médica de la Universidad de Harvard en Estados Unidos informaron sobre un estudio en el que participaron casi 162 000 mujeres posmenopáusicas en la Iniciativa de Salud de la Mujer (WHI, por sus siglas en inglés), con énfasis en cómo podrían obtener las vitaminas y minerales necesarios a través de su alimentación. El estudio reveló que las mujeres que tomaron multivitamínicos tuvieron una tasa similar de enfermedades cardíacas y de ciertos tipos de cáncer, así como también de longevidad, en comparación con las que no lo hicieron.

Para mujeres posmenopáusicas, la doctora Helen Delichatsios, profesora de nutrición en la Facultad de Medicina de Harvard, sugiere incluir una variedad de alimentos en un plan alimenticio de un día.

El desayuno podría consistir en 250 cc de yogur con un puñado de nueces (14 mitades) y una taza de papaya y kiwi, o de 2 clases de frutas. El almuerzo podría ser una colorida ensalada verde que contenga 1 taza de lechuga verde oscura, 1 pimiento rojo, 1 taza de tomates y semillas de girasol, aceite de oliva, vinagre balsámico como aderezo y pimienta negra molida encima. La cena podría consistir en una posta de cualquier pescado de mar con salsa de limón y ajo, y una taza de verduras al vapor.

También, en 2011, la Escuela de Salud Pública de Harvard cambió la pirámide alimenticia tradicional por un plato saludable, que contempla muchos alimentos, pero no recomienda los lácteos. El plato contiene muchas verduras de diversos colores, una porción de legumbres o granos integrales, grasas saludables, una porción de carne y un poco de fruta… y el problema de las vitaminas estaría solucionado.

Comer siempre lo mismo, un error

Desde hace décadas, hemos incorporado la idea de que con la dieta no es suficiente para alimentarse bien ni obtener los nutrientes adecuados. Sin embargo, en la mayoría de los casos esto no es así. Salvo que tengamos alguna enfermedad o condición especial por la que no absorbemos los nutrientes que comemos, con una alimentación balanceada es suficiente. Y allí está la clave.

Es bastante habitual que comamos muy poca variedad de alimentos. Por ejemplo, ensalada, solo de tomate; carne, solo de pollo; fideos si, pero legumbres no… Y así la lista sigue. Armar la dieta no en base a la variedad de preparaciones sino a la variedad de ingredientes es una de las bases de una alimentación sana.

Muchas personas consumen los mismos alimentos una y otra vez, todos los días, generalmente porque sienten que no tienen tiempo para investigar qué alimentos deben comer y, con frecuencia, terminan comiendo snacks o comidas procesadas de forma automática, como hamburguesas, salchichas, pizza, empanadas, fiambres… en vez de “alimentos reales”: verduras crudas o cocidas, huevos, carnes diferentes a la plancha o asadas, por ejemplo.

“Siempre es más sencillo elegir lo que ya se sabe que le funciona. Pero si se apega a un conjunto de alimentos que usualmente consume y le gustan, que le toman el menor tiempo prepararlos, es posible que se pierda la oportunidad de elaborar otras deliciosas opciones y planes alimenticios sumamente fáciles que le proporcionarán los nutrientes que necesita, sin tantas complicaciones,” afirma el dr. Joseph Mercola, experto en salud natural.

Related posts

Otro muerto por coronavirus en Argentina

admin

17 de abril: Día Mundial del Malbec

admin

La dieta perfecta para la artritis, la gota y el dolor reumático

admin