SALUD

El secreto para adelgazar después de los 50


Que después de los 50 cuesta más bajar de peso es cierto, porque nuestro metabolismo se desacelera y seguimos consumiendo la misma cantidad de comida. Si a esto le agregamos que disminuimos la actividad física, el combo da kilos rebeldes. Una especialista nos aconseja cómo adelgazar sin enfermarnos y sin pasar hambre.

Las mujeres muchas veces se quejan de que cuando se supera cierta edad, los cambios hormonales dificultan la pérdida de peso. Y tiene su fundamento científico.

Junto con la menopausia, se disminuye la producción de la hormona tiroidea, lo que provoca que el metabolismo sea más lento. Si se gastan menos calorías es inevitable que se acumule peso, cuando se sigue comiendo lo mismo.

“Lo más importante es modificar nuestros hábitos de alimentación e incluir el ejercicio en nuestra rutina diaria”, explica la nutricionista Maria Emilia Penas del Centro Médico Dr. Norberto Russo. “Las personas que llevan una vida sedentaria no sólo aumentan de peso a medida que envejecen; también tienen un mayor riesgo de enfermedades del corazón y diabetes”

Las responsables de que engordemos, y con las que hay que tener más cuidado con el paso del tiempo, son dos hormonas bien conocidas. Una de ellas es la insulina, que se segrega cuando comemos azúcares. Si se ingieren pocas calorías pero éstas son principalmente azúcares, será más difícil que ese peso o la grasa depositada se pierda y es más probable que se pierda masa muscular.

La otra hormona es el cortisol; es el segundo responsable de que engordemos, se produce cuando padecemos estrés y, al igual que la insulina, va a provocar que acumulemos grasa.

La lic. Penas aconseja organizar las comidas de manera diferente para bajar de peso cuando ya se tienen más de 50 años. “Coma varias comidas pequeñas durante el día en lugar de tres comidas grandes. A medida que envejece, su proceso digestivo se ralentiza un poco, y comer varias comidas pequeñas ayuda a superar este problema. Además, comer varias veces al día mantiene su nivel de azúcar en sangre equilibrado para que no termine con hambre debido a un bajón de azúcar”.

También pone el acento en la cantidad que se come. “ Vigile el tamaño
de las porciones, muchas personas consumen hasta un 50% más de la ingesta calórica diaria recomendada. Lea las etiquetas y nunca coma directamente de la bolsa o caja porque es muy fácil seguir comiendo.”
Los mejores alimentos deben tener muchos nutrientes y pocas calorías.

“Coma frutas frescas, verduras, productos de granos enteros y carnes magras como el pollo sin piel. Elimine de sus hogares alimentos que sean altamente procesados, altos en azúcar y grasa. Los alimentos con poco o ningún valor nutritivo se almacenan en forma de grasa en su cuerpo.

Por lo contrario, los alimentos ricos en fibra con alto contenido de nutrientes hacen lento el proceso digestivo, le impiden tener hambre y aumentan su metabolismo. Los alimentos ricos en nutrientes también ayudan a reducir el riesgo de enfermedades del corazón, diabetes y cáncer,” enumera la especialista.

 

 

 

Related posts

Cómo saber si tu perro tiene problemas emocionales

admin

Té de hojas de palta, aliado para adelgazar, bajar la presión y regular hormonas

admin

Pesto, una salsa super sana para tus pastas

admin