SALUD

¿Las cámaras térmicas llegaron para quedarse?


Las cámaras que captan rayos infrarrojos- que nos recuerdan a las películas de espías- se han instalado en lugares de alto tránsito en el mundo y desde hace unos días, en la ciudad de Buenos Aires, para sumar modos de detección de personas enfermas con el virus COVID 19. ¿Cómo funcionan? ¿Cuando pase todo esas cámaras seguirán formando parte del paisaje de la ciudad?

“Cualquier objeto con una temperatura superior al cero absoluto (-273.15 °C) emite radiación infrarroja- explica Martín Otazua, gerente de marketing de Dahua, una de las empresas que fabrica estos dispositivos -. Esta radiación es una onda electromagnética con longitudes de onda que varían entre 0.7 μm a 1,000 μm, y se ubica entre el espectro visible y las microondas.”

La fiebre como es de conocimiento público, es un síntoma típico en el desarrollo del virus COVID 19, un signo de alarma para conocer si alguien ha sido infectado.

Aunque no podemos verlo, lo experimentamos todos los días: el sol y el fuego son fuentes de energía infrarroja que podemos sentir a través de su calor.

“Las cámaras de detección y monitoreo térmico tienen sensores especiales, dispositivos que detectan la radiación infrarroja emitida por un objeto que está en su rango de imagen y distancia. Estas cámaras calculan la relación entre la radiación y temperatura, y de esta forma obtienen la medición de la superficie de un objetivo,” explica Otazua.

En la actualidad, muchas empresas, plazas comerciales, supermercados, aeropuertos y demás sitios públicos, están utilizando pistolas de medición de temperatura. Se mide de a una persona por vez y de cerca, por lo que los operadores de estos son susceptibles de infección debido al gran número de contactos inevitables con la gente.
”Con las cámaras térmicas se mejora la velocidad y la seguridad, porque la cámara no requiere contacto directo con las personas, pues esta detecta al objetivo a una distancia de 3 metros, midiendo y monitorizando 3 personas por segundo, lo cual es altamente efectivo. No requiere gran cantidad de personal de operación, ya que puede ser manipulada por una o dos personas que controlen el proceso”, comenta el ejecutivo.

Cuando la cuarentena termine, y las personas vuelvan a su vida normal y entonces es allí cuando debemos aprender a convivir con el virus. Entonces las cámaras podrán seguir con la misma función u otras.

“ Las cámaras generan un filtro y alarma sobre cualquier persona que esté por encima de la temperatura normal (37.5°C) evitando posibles contagios. También las cámaras funcionan como video vigilancia protegiendo la seguridad de las personas. Y por último,  tienen otras funciones como detección de rostros, protección perimetral y continua detección sobre elevadas temperaturas en cuerpos u objetos target”, aclara Otazua.

 

Related posts

Los tomates protegen la próstata y alivian calambres

admin

Se inaugura en Jujuy el primer laboratorio oficial para producir derivados de cannabis

admin

Día Internacional de las personas mayores: Cómo cuidar la salud en la tercera edad

admin