SOCIEDAD

Joven vive un calvario por las palizas de su ex pareja

Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

Durante más de una hora, una mujer sufrió el peor de los infiernos en manos de su pareja, quien expuso toda su demencia, impulsado por el consumo de alcohol y drogas, en la localidad bonaerense de Cañuelas. El hombre la sometió a golpes, abusó de ella e incluso le juró que no la dejará en paz.

«Yo estuve un tiempo en pareja y me separé por esta situación, porque me había pegado una cachetada. Pero me volví a juntar con él cuatro días antes, pensé que había cambiado»

Una amenaza que profundizó el pánico de la joven, puesto que el agresor fue liberado a las pocas horas, y por lo tanto ella implora ayuda para poder alejarse de Cañuelas, con el objetivo de no padecer nuevamente tan aberrante brutalidad. «Habíamos estado cenando en la casa de un amigo. Él había tomado drogas y mucho alcohol, estaba fuera de sí. Cuando llegamos a casa, me recriminó que hablé con otras personas y ese fue el motivo«, relató a Crónica Génesis, una mujer, de 24 años, quien en la madrugada del último sábado fue presa de la violencia ilimitada de quien hasta ese entonces era su pareja, Luis Beretti, de 46 años.

Al respecto, la víctima aclaró que «yo estuve un tiempo en pareja y me separé por esta situación, porque me había pegado una cachetada. Pero me volví a juntar con él cuatro días antes, pensé que había cambiado». Sin embargo, las presunciones de la joven se desvanecieron inmediatamente cuando el hombre comenzó a golpearla en su rostro, y posteriormente la arrastró, tomándola de los pelos, por los diferentes rincones de la vivienda, delante de los hijos de ella, de 6 y 7 años.

Por si fuera poco, «me manoseó, intentó violarme y en un momento agarró un cuchillo y me dijo: Matame por lo que estoy haciendo. Lo peor de todo es que me ordenaba que lo apuñalara y que luego le pusiera el cuchillo en su mano, para simular un suicidio». El testimonio desgarrador de Génesis refleja el estado de ira y el tormento que ella misma sufrió durante más de una hora, hasta que pudo zafarse de las garras de Beretti, correr hacia una vivienda lindera y acudir en auxilio.

Finalmente, las autoridades policiales arribaron al lugar, y en el instante en que lo trasladaban a la Comisaría de la Mujer local, el agresor le juró que «si salgo te voy a hacer la vida imposible. No te voy a dejar en paz, vos no vas a estar con otra persona que no sea yo». Una amenaza que recrudeció en la joven al tomar cuenta de que el violento fue liberado a las pocas horas, sólo le impusieron una restricción perimetral.

La imagen es más que elocuente. 

Por esta razón, la mujer decidió marcharse muy lejos del barrio Libertad de Cañuelas, pero para ello necesita ayuda. En este sentido, Génesis reconoció que «me siento culpable porque volví con él. Además tengo miedo ya que me mantuvo encerrada casi una hora, haciéndome de todo, sin poder calmarlo, manoséandome. Fue terrible y me quiero ir de acá, a un lugar en el que no me pueda encontrar».

Related posts

La sensación térmica llegó a los 38,2° en la Ciudad: ¿hasta cuándo sigue la ola de calor?

admin

El Gobierno y los laboratorios acordaron bajar un 8% los precios de medicamentos

admin

Una mujer tuvo que morderle los testículos a un camello para salvar su vida

admin