MEDIO AMBIENTE

Hacemos las cosas mal

Una y otra vez, la naturaleza nos muestra de la manera más cruda y triste que hemos hecho muy mal las cosas y las casas. Especulamos sin orden ni concierto, construimos en terrenos que no nos pertenecen, robamos a la naturaleza lo que nos beneficia a corto plazo sin calcular las consecuencias. Solo buscamos las ganancias inmediatas y, ay, un día esa naturaleza se cabrea, nos pone en nuestro sitio, nos expulsa de su propiedad y nos ponemos a llorar. Quisiera saber cuándo aprenderemos a respetarla. Me parece que nunca.

Félix Moreno Quevedo, Almansa (Albacete).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Related posts

Feliz y superluminosa Navidad

admin

Las claves del turismo sostenible

admin

Se acabó sacar la basura: así es el cubo autónomo

admin