WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola como le puedo ayudar
SOCIEDAD

Miles de pasajeros sufrieron 4 horas de paro en las 6 líneas de subte

El personal de las seis líneas de subterráneos y el Premetro paralizó los servicios entre las 13 y las 17 en demanda del nombramiento de personal en tres nuevas estaciones de la línea E.

La medida de fuerza impactó en miles de pasajeros quienes se vieron obligados a variar sus recorridos habituales. Sin embargo, dado el fracaso de la reunión y la falta de acuerdo entre la empresa y el gremio, desde la organización sindical advirtieron que la semana próxima harán más protestas. 

Enrique Rositto, secretario de Prensa de Metrodelegados, confirmó que durante el fin de semana habrá asambleas deliberativas en las cabeceras de todas las líneas y dijo que entre lunes y martes próximo un plenario general de delegados del gremio determinará «la profundización de las protestas y nuevas medidas de fuerza».

LEÉ TAMBIÉN: Reunión clave entre trabajadores del subte y Metrovías para decidir si hay paro

«Luego del fracaso de la novena audiencia en la Subsecretaría de Trabajo metropolitana, los trabajadores pararon este viernes durante cuatro horas todas las líneas y el Premetro en demanda del nombramiento de más personal en las boleterías de Catalinas y Correo Central Norte de la línea E y mejoras en seguridad», indicó esta tarde un comunicado.

Los dirigentes sindicales, encabezados por Roberto Pianelli y Néstor Segovia, y el cuerpo de delegados del gremio explicaron que «se trató de medidas de autodefensa ante el incumplimiento por parte de Metrovías y Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) del acta-acuerdo de 2013, que determinó los planteles mínimos de personal de las estaciones».

La empresa concesionaria señaló que el paro de cuatro horas fue «injustificado» y aseguró que la dotación de personal en la línea E «está completa y es suficiente para ofrecer adecuada asistencia a los usuarios», a la vez que puntualizó que «la apertura de las estaciones Correo Central Norte, Catalinas y Retiro generó más de 120 nuevos puestos laborales y la promoción de más de 100 colaboradores con más salario y jerarquía».

Néstor Segovia, secretario adjunto del gremio, afirmó al término de la audiencia de tres horas esta mañana en Trabajo que «la extensión de la línea E exige más personal», aunque dijo que «la seguridad y frecuencia de los trenes también debe ser analizada».

Para el dirigente, las autoridades «no ofrecen respuestas» ante una situación que se evidencia en el hecho de que «la gente viaja en esa línea como ganado».

«El gremio defenderá todos los puestos laborales, porque el gobierno porteño y Metrovías procuran que se discuta sin los boleteros. Así no es posible trabajar. La línea E requiere 18 trenes y solo tiene 7», puntualizó Segovia, quien responsabilizó a la firma de tomar de «rehenes» a los trabajadores y de «impedir una solución del conflicto».

El adjunto del sindicato denunció que las autoridades desean instalar «máquinas boleteras expendedoras en reemplazo del personal» y ratificó el estado de asamblea permanente, que continuará mañana con debates en todas las cabeceras de las líneas.

Además, los delegados de la línea E, Magalí Aguirre, Daniel Mangialavori, Emilio Parodi y Pablo Bagnasco, indicaron en un comunicado que «el gobierno de la ciudad de Buenos Aires debe declarar la emergencia en la línea E porque, además, las formaciones se incendian».

A su vez, los trabajadores de esta línea realizaron una «volanteada» durante nueve horas -entre las 8 y las 17- en la estación Plaza de los Virreyes, donde denunciaron que «no hay escaleras mecánicas ni seguridad y que los trenes de 50 años tienen la peor frecuencia», a la vez que aseveraron que «las instalaciones en general son deplorables».

Por otra parte, la medida de fuerza realizada este viernes, impactó en miles de pasajeros quienes se vieron afectados por la decisión sindical, y tuvieron que variar sus rutas habituales en la ciudad de Buenos Aires debido al paro que se extendió entre las 13 y las 17 en toda la red de subterráneos porteña, causando un mayor flujo de usuarios en taxis y colectivos.

Poco antes de que finalizara la medida gremial todavía se registraban colas más largas de lo habitual en las dársenas de colectivos sobre la avenida Brasil frente a la terminal ferroviaria de Constitución.

Marcos, inspector de una de esas líneas de transporte, dijo  «se notó que viajó más gente que lo habitual porque todos los que se bajaban de los trenes se venían para este lado, pero como es un horario tranquilo no hubo demasiado problema».

«Algunos colectivos salieron con más pasajeros, pero en general dentro de los horarios previstos y no registramos reclamos», agregó.

Diana, una docente de establecimientos secundarios que vive en Lomas de Zamora, y trabaja en escuelas de la Ciudad de Buenos Aires, dijo que «desde ayer se sabía que no iba a haber arreglo en el conflicto, así que sabía que para llegar al tren en lugar de caminar hacia la estación de subte iba a tener que ir hacia la parada del colectivo».

«El colectivo tarda un poco más que el subte, pero entiendo el reclamo de los trabajadores porque a los docentes también nos pasa cuando hacemos paro. Acá, en Constitución, me encontré con gente enojada por la medida de fuerza, pero los que la teníamos prevista no tuvimos problemas», apuntó.

Jorge, un administrativo que vive en Quilmes y que trabaja en el microcentro, dijo que «la vuelta a casa se me demoró un poco con este paro. Lo que molesta no es tanto la demora, sino la incomodidad del cambio de planes».

«Salir del microcentro en subte no es difícil, pero tener que tomarse un colectivo para venir a Constitución es más incómodo por más que haya un Metrobús en la 9 de Julio y otro en la zona del bajo, sobre todo cuando no andan los subtes y hay más gente en las paradas».

Daniel, un taxista que dejaba una pasajera en Constitución, dijo que «se notó que hubo paro de subtes porque charlando con los compañeros nos dimos cuenta que tuvimos algunos viajes más -esta tarde- de los que tenemos siempre. Hoy vine tres veces a Constitución y hay veces que no vengo ni una».

Por su parte, las lineas de colectivos reforzaron sus frecuencias en el ámbito porteño para atenuar la dificultad que se le presenta a los ciudadanos que utilizan el transporte público para trasladarse, debido al paro de subtes, informaron desde la Secretaría de Transporte de la Ciudad.

Los funcionarios de esa Secretaria agregaron que para evitar inconvenientes en el traslado de las personas, acordaron con las empresas de transporte de colectivos incrementar la cantidad de servicios que realizan habitualmente en sus recorridos y sumaron rondines, que son colectivos que llegan vacíos a buscar pasajeros en las principales estaciones de subte con mayor afluencia de pasajeros.

Related posts

Arribas y Majdalani citados por espionaje ilegal en Elecciones de medio término en 2017

admin

Caminar para concientizar sobre la lucha contra el cáncer de mama

admin

Joven vive un calvario por las palizas de su ex pareja

admin